Con peques en Zgz ©2017

Compras en el embarazo (I)

 

Como comenté en un post anterior  voy a contar mi experiencia en el mundo “compra-de-todo-cuanto-antes-no-sea-que-elbebé-se-adelante”. Por mucho que te cuenten, no es necesario comprar TODO.

Hay muchas cosas que se suponen imprescindibles y luego no se usan, o artículos que dependiendo del bebé usarás o no. A veces olvidamos que hace años, y hace siglos no había muchas de las cosas que tenemos ahora y los niños se criaban igual 😉

Es un poco como cuando celebras tu boda, parece que hay que volverse loco y tener de todo para el evento.

Estos posts no pretenden ser una guía, son sólo mi experiencia personal, y espero aportar un poco de info que pueda resultar útil. Comenzamos con 3 artículos que se compran relativamente pronto.

Cojín de lactancia o churro.

Churro porque el modelo que elegí es un gran cojín con forma de churro, y vaya si ha sido un acierto. Para mi gusto es mejor comprar este grande que otras versiones más pequeñas y menos versatiles.

Yo tengo el de Theraline, pero hay más marcas que lo ofrecen, como Jané. Es además una de las compras más amortizadas que he hecho, ya que lo hemos usado el nene, el papi, la mami y hasta la gata.

Es de lo poco que conviene comprar pronto porque en el embarazo se usa bastante, sobre todo cuando la barriga va alcanzando dimensiones importantes. Útil para dormir y encontrar una postura medianamente cómoda, y muy útil para leer tirada en el sofá. La experiencia de leer el 4º libro de Juego de Tronos en versión jumbo hubiera sido muy complicada sin mi churro.

Cuando nace el niño ofrece una postura cómoda para dar el pecho (y también biberón), permitiendo apoyar el peso del niño en el cojín y no dejarte las lumbares y demás zonas delicadas de la espalda. Sobre todo cuando el nene va siendo más mayorcito. Además puedes usarlo sustituyendo a la hamaquita cuando aún no se sienta solo, o de barrera cuando lo dejas en la cama medio segundo.

Usos y disfrute del churro

Cuando ya no le des estos usos es un gran cojín que puedes usar a tus anchas en el sillón o en la cama 😉

Precio: entre 40-50 €

Cojín antivuelco

Aquí sí que aconsejo esperar. En mi caso fue un regalo que pedí yo, me parecía muy importante ya que los pediatras recomiendan que el bebé en los primeros meses no duerma bocabajo para prevenir el Síndrome de muerte súbita. Estos cojines, de muchas formas y tamaños, incluso con figuras de animalitos, evitan que el bebé se de la vuelta.

Mi experiencia: en los primeros meses mi hijo dormía bocarriba y espatarrao y no se movía ni un centímetro. Jamás se puso bocabajo. Lo usé al principio, luego ya se lo quité.

cojin antivuelco

Dos versiones del cojín: funcional y mona

Lo ha heredado mi sobrina, que esa, al contrario que el mío, sí se da la vuelta veinte veces en una noche. Así que mejor esperar y “conocer” cómo le gusta dormir al bebé.

Unos 30 €

Cinturón de seguridad de embarazada para el coche

Para mí, un básico, y cuanto antes lo tengas, mejor. Eso sí, es un poco caro para el objeto en sí que es, ya que su mecanismo es más simple que un chupete. Y ronda los 40 €. Yo tengo el de Be Safe.

Hay más marcas y son prácticamente iguales.

Cuando estás embarazada y vas en coche, sea de copiloto o conduciendo, es necesario el cinturón de seguridad. Supongo que como yo, habréis oído en alguna ocasión (se decía más hace años) que la embarazada estaba exenta de usar el cinturón. No. Ni está exenta, ni conviene, en caso de accidente las consecuencias pueden ser graves. Eso sí, se recomienda el uso de estos adaptadores para cinturones para que la barriga no esté “aprisionada” y en caso de choque o que salte el air-bag, el cinturón no sea perjudicial para el niño.

El adaptador baja la correa inferior obligando a que ésta no este sobre la barriga quedando de esta forma:

Cinturón seguirdad embarazada

Foto de coches.com

Y hasta aquí la lista de la compra de hoy. Seguiremos con ella 😉


Mónica Anchelergues. Mamá de un pequeño terremoto que vino a mi mundo en 2011, y un bebé, el nuevo, de 2015. Publicitaria y marketiniana, trabajando dese el siglo pasado en el mundo online, soy una de las mamás que está detras de conpequesenzgz. También comparto piso con una gata y una perrita.

RELATED POST

  1. portland

    11 Septiembre

    El cojín antivuelco me ha creado una necesidad!! Aunque se lo quites en 4 días seguro que al principio te da tranquilidad, ¿no?

    • Monica
      Monica

      11 Septiembre

      Bueno, la verdad es que los primeros días no vas a dormir mucho, se despierte mucho o no, tú estarás continuamente yendo a la cuna a comprobar que respira. nos pasa a todos 😛

      Sí que da tranquilidad. Otra opción es que te lo presten.
      Gracias por tu comentario!

  2. Ines

    12 Septiembre

    Apoyo totalmente el cojin de lactancia! ademas para tenerlo desde el 6º-7º mes de embarazo. Es verdad que en las tiendas y revistas te generan necesidades de las que luego ni te acuerdas.
    Mucho mejor ir comprando sobre la marcha 🙂

    • Monica
      Monica

      12 Septiembre

      y mejor ahorrar en cosas que se pueda prescindir de ellas, que el embarazo es sólo el inicio del gasto! para que luego digan que vienen con un pan bajo el brazo 🙂

  3. Marta

    12 Septiembre

    Jo, ninguna de esas tres cosas las compré o las pedí para ninguna de mis dos chicas. La lactancia con ambas fue/es estupenda tumbadas en la cama. El cinturón del coche me hacía la misma función, siempre cuidaba tenerlo debajo del barrigón. Y usé cojines normales con la mayor, pero no con la pequeña.
    Besicos!

    • Monica
      Monica

      12 Septiembre

      Uy, yo sin mi churro estaría perdida! No, en serio, se puede prescindir usando cojines “normales”, pero es chulo y lo mejor de todo es que tiene larga vida, luego se puede seguir usando. Para lactancia a mi me ha venido muy bien porque mi hijo es grandote y con lactancia prolongada al final es díficil encontrar la postura, sobre todo cuando él está medio dormido.
      gracias por tu comentario!

  4. […] Una amiga está ahora embarazada, y no para de preguntarme “tengo que comprar ya …?”, así que me doy prisa y aquí está la segunda entrega del post de compras en el embarazo. […]

  5. Hola me ha gustado mucho tu artículo, es muy claro, y lo explicas todo genial, tanto este como la segunda parte. Es muy práctico y ayudará a las mamis que lo lean a preparar todo lo necesario para la llegada del bebé pues hay tantas cosas en el mercado que es para volverse loca!

    Un saludo 🙂

    • Monica
      Monica

      5 Abril

      Gracias! Sí que es un poco abrumador cuando empiezas a ver qué necesitas y que no. Gracias por leernos y por comentar 🙂

  6. […] estrés de las compras. Aún no he comprado nada, con el primero ya estaba con la neura y haciendo listas. Vale que muchas cosas las podré aprovechar, pero he aprendido la lección y no hay prisa, y […]

  7. […] baja la parte inferior y no deja que aprisione la barriga. Sobre esto hablamos ya en el post de Compras en el embarazo I . 0 y 0+ 0+, Hasta 13 kg. Aproximadamente hasta los 18 meses La utilizaremos por primera vez en el […]

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
Síguenos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR