Con peques en Zgz ©2017
READING

Desarrollo y psicomotricidad

Desarrollo y psicomotricidad

Escrito por Lisbeth.

Cada niño tiene unas características personales únicas al igual que cada adulto, los padres debemos entender que no todos tienen los mismos ritmos de aprendizaje ni las mismas capacidades y respetar los ritmos de nuestros hijos. Ahora bien al igual que en otros aspectos de la vida es importante estar atentos, no en el sentido de dedicar atenciones y tiempo sino estar alertas observarles, escucharles y conocerles, solo así sabremos cuáles son los puntos fuertes y débiles de nuestros hijos y podemos estimularles en las áreas que más necesiten.

Uno de los parámetros importante a la hora de valorar el desarrollo de un niño y que es relevante para que luego aprenda es la psicomotricidad.

La motricidad gruesa a grandes rasgos tiene que ver con los cambios de posición del cuerpo, el mover de forma armónica los músculos, la capacidad de mantener el equilibrio y la  agilidad, fuerza y velocidad de los  movimientos. Cuándo nos damos cuenta de que nuestro hijo no es habilidoso en este sentido podemos estimularlo a través de juegos que sean más movidos y que le inciten a gatear, rodar, arrastrarse, caminar, correr, saltar, trepar, girar, bailar…etc.

Por ejemplo: Llevarle al parque, sitios abiertos donde pueda ejercitar y probar nuevos movimientos. Subir y bajar escaleras. Realizar un recorrido, sin salirse, sobre líneas trazadas en el piso, pueden ser líneas rectas, curvas y quebradas. Los juegos populares como el gato y el ratón, rayuela, estatuas, el tren, la comba, el balón. Imitar los movimientos de diferentes animales: saltar como conejo, rana, canguro; correr como perro, liebre y gallina; caminar como un cangrejo, pato, oso. Bailar.

Jugando aprendemos

La motricidad fina por su parte implica movimientos de mayor precisión que son requeridos especialmente en tareas donde se utilizan de manera simultánea los ojos, las manos y los dedos como por ejemplo: encajar, rasgar, cortar, pintar, colorear, enhebrar, picar con punzón, escribir… Si es en estas actividades donde vemos que no es tan habilidoso entonces los juegos deben ir dirigidos en este sentido. Pintar,al principio con pinturas de dedos, modelar con plastilina, ensartar, encajar, recortar, actividades de construcción, puzles, dibujar figuras uniendo puntos, etc…

Aquí les dejo unas divertidas actividades con caretas y marionetas:

psicomotricidad_recortables.doc

Si prestamos atención a su desarrollo en este sentido podemos guiarles a juegos que le favorezcan y ayuden a mejorar en lo que menos diestro es.

Otras ideas pueden encontrarlas en:

equiposorientacionlarioja.org/FAMILIAS/evolutiva/eat/estimulacion_2_3_a%F1os.pdf

www.lacedes.com/documentos/03%20EJERCICIOS%20PSICOMOTRICIDAD.pdf


Lis Rdgez. del Risco. Lic. en Psicología y mamá. Con más de 15 años de experiencia, ha trabajado en colegios y actualmente es miembro del equipo directivo del gabinete Psicovida (www.Psico-vida.com), además colabora con centros de formación, asoc. infantiles y AMPAS.

RELATED POST

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
Síguenos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies