Con peques en Zgz ©2017

Compras en el embarazo (II)

 

Una amiga está ahora embarazada, y no para de preguntarme “tengo que comprar ya …?”, así que me doy prisa y aquí está la segunda entrega del post de compras en el embarazo.

Vamos a hacer un rápido repaso de las cosas que conviene tener para cuando nazca el bebé. Hay muchas compras que se pueden posponer, como ya vimos en el anterior post.

ecografía bebé

  • Cuna y/o minicuna. Salvo que tengas muy claro que quieres colecho, conviene una minicuna al principio, ya que los bebés recién nacidos están más a gusto en espacios pequeños y es cómodo para ir moviéndola por la casa. También hay minicunas para colecho, que se acoplan a la cama de los papis por un lateral.

Las hay de tijera (más económicas, unos 100 €), y “compactas”, con muchos diseños, a partir de unos 300 €. La minicuna la usaremos más o menos hasta los 6 meses, o incluso menos, si el niño ya sabe sentarse solo o pesa mucho.

Si optas por la cuna ya, necesitas colchón. Las minicunas suelen llevar, pero son bastante malos, es una inversión para pocos meses, pero hay buenos colchones como los de Ecus Kids, diseñados para total seguridad del bebé. Yo compré el colchón de Minicuna Ecus kids Peti (80 x 50 cm., 39.50 € )
y me ha gustado mucho, es suave, transpirable y queda muy lejos de los que vienen con las minicunas que los ves de plastiquetes.

Para cuna, los que recomiendan más ahora son los de muelles con fibra de coco, colchones más bien firmes. Es el que compré yo y muy bien (Pinolino, unos 80 €). De las cunas volveremos a hablar en detalle, hay muchísimos tipos y es una compra más duradera.

  • Sábanas y mantita para minicuna. Mejor evitar edredones y mantas muy gordas y pesadas. Otra opción muy interesante y segura son los sacos, aunque yo empecé a usarlo con 3 meses ya.
  • Arrullo. Para envolver al bebé. Depende de la época que nazca tenemos de verano o de invierno.
  • Toalla baño, las mejores y más prácticas son las de capucha, para poder cubrirlo bien.
  • Bodys, pijamas. Bodys muchos, pijamas con 2 o 3 al principio vale. Los bodys los primeros meses se cambian a menudo a lo largo del día 🙂 Para las primeras puestas, aunque sea verano, mejor de manga larga, hasta que el bebé “aprende” a regular su temperatura.
  • Ropita. Aunque sea díficil resistirse a la tentación de comprar un montón de ropa, es mejor esperar casi al final. Sabrás ya más o menos si el bebé viene grande o peque, y compra en consecuencia. Yo me quedé con muchas cosas sin poner de la talla 0, ya que mi mini nació grandote. Además, la ropita es otro de los regalos estrella.
  • Pañales. Mejor tener un par de paquetes ya preparados, talla 1 o 0. La 0 es de 2 a 5 kg. No compres muchos de estos porque enseguida pasarás a la siguiente talla. Seguro que alguien te regala una tarta de pañales, uno de los regalos más útiles que hay 😀
  • Silla para el coche. Salvo que vivas justo al lado del hospital. La necesitas para irte de allí y llevar al bebé contigo. De la silla volveremos a hablar, porque es una compra un poco complicada, o a mi al menos me lo pareció. Y sobre todo es una compra vital a la que a veces no concedemos la importancia que merece, y bien vale una buena inversión.
  • Cochecito o carro. Sí conviene tenerlo ya, además a veces es necesario encargarlo con tiempo. De carros haremos un post aparte, es una de las compras importantes y de las que más dinero destinas.
  • Mochila, mei tai, foulard… Mejor tenerlo ya. De esto hablamos ya en otro post, click aquí.
    • Intercomunicador. No es esencial para los primeros días, ya que no vas a separarte mucho del bebé, y por las noches lo habitual es levantarte cada cinco minutos a comprobar que está bien 😉 Otra compra que puede esperar un poco. Puedes comprarlo con o sin cámara. Yo he tenido el de Phillips

Philips Avent SCD610/00 , Vigilabebés con cámara con zoom, conexión hasta con 4 cámaras, alcance de 150 m, pantalla LCD de 2,4 pulgadas con visión diurna y nocturna, activación de pantalla automática, desde 129 €

  • Bañera. Tampoco es esencial tenerla enseguida, hasta que no se cae el cordón recomiendan no sumergir al bebé.  Aunque los más habilidosos pueden bañar al bebé en el lavabo los primeros días, no está mal tener ya la bañera.

Yo me decanté para los primeros meses por la  Tummy Tub (desde 22 € en Amazon), otra opción similar es la Sahantala.

Sus ventajas: ocupan poco, los bebés está muy cómodos, gastas poca agua, y ésta se mantiene caliente por su forma. La recomiendo totalmente.

compras en el embarazo

1. Tummy Tub 2. Saco de dormir de Tuc Tuc 3. Minicuna tijera 4. Toalla con capucha 5. Body de noñoño, este modelo fue el primero que compré cuando estaba embarazada. 6. Chupete 7. Cambiador

  • Hamaca. No es esencial tenerla enseguida, hasta que no pueden estar algo incorporados, mejor no usarla. En mi caso fue un gasto inútil. No le gustó nada de nada desde el primer día que lo puse y apenas la usé. Pero a otros niños les gusta, eso nunca lo sabremos hasta sentarlos 😉
  • Cambiador. Tampoco es algo superimprescindible. Antes nos cambiaban sobre la cama, pero si preferimos que nuestra espalda no sufra, mejor tener uno. Hay de varios tipos: de pared, de cuna, en una cómoda. En mi caso, como no me gustaba ninguno y las cómodas no son muebles de mi agrado, me fabriqué uno con una mesa de ordenador que ya no usaba. Con la altura adecuada y hasta bandejita extraíble, sólo añadiendo el cambiador con su funda.
  • Chupete. Otro artículo que te regalan en abundancia y además suelen venir también en las canastillas que regalan las marcas. Mejor esperar a comprar uno un poco más adelante, cuando necesites un tamaño mayor y ya veamos si le gustan más los de silicona o látex..
  • Biberones. Si tienes pensado dar el pecho no hace falta tener. En las canastillas que regalan en los hospitales o en las clases de preparación al parto seguro que ya te han dado alguno. De momento bastaría. Si tienes claro que no darás pecho, si que deberías tener al menos 3, y con escobilla para limpiarlos.
  • Esterilizador. A gustos. Muchos pediatras no lo aconsejan, basta con hervir los utensilios del bebé antes de usarlos. Yo no tuve, ni lo eché en falta.
  • Extractor de leche. Se puede esperar a ver cómo se desarrolla la lactancia, así como a ver las necesidades reales que tendremos al volver de la baja maternal al trabajo para comprar uno manual o eléctrico.
  • Baberos. Sí, muchos! Y toallas pequeñas para limpiar constantemente las regurgitaciones. De todas formas es un regalo muy típico y todas acabamos juntándonos con unos cuantos. Hay de distintos tamaños, algo que no había observado yo antes de ser madre. Logicamente más chiquis para recien horneados, y más grandes y mas resistentes para cuando empiezan a comer sólidos.
  • Neceser. Cepillo, peine, tijera de uñas con punta redonda, esponjita (mejor las naturales al principio), toallitas. Crema para pañal.

Para las primeras semanas es más recomendable lavar con agua y esponja en cada cambio de pañal, y dejar las toallitas para cuando estemos fuera de casa. Haremos cambio de pañal muy a menudo, luego el ritmo baja bastante 🙂

  • Botiquín. Crema hidratante. Colonia sin alcohol, alcohol de 70 º, gasas estériles, termómetro, cristalmina o similar (algo sin yodo). Apiretal (no viene mal tenerlo ya, aunque mejor no usarlo a menos que nos lo indique el pediatra).  Discos de lactancia para la mamá.

¿Me he dejado algo de lo super-imprescindible? ¿Qué opináis?

Aún así, mi consejo, ya una vez habiendo pasado por todo, es no estresarse demasiado. Aún en el caso de que el nacimiento se adelantara mucho, siempre vamos a tener al papá, abuelos, tíos y demás para hacer esas compras rápidas y supernecesarias si nosotras no podemos.

Aunque ya sé que cuando estás embarazada, la impaciencia suele imperar en las futuras mamis.

*Editado 06/12/12

Añadimos a los imprescindibles el cambiador “portatil” para el bolso. En muchos bolsos maternales viene incluido.

Y el protector de colchón, para minicuna y para cuna. Para librar al colchón de escapes inoportunos.


Mónica Anchelergues. Mamá de un pequeño terremoto que vino a mi mundo en 2011, y un bebé, el nuevo, de 2015. Publicitaria y marketiniana, trabajando dese el siglo pasado en el mundo online, soy una de las mamás que está detras de conpequesenzgz. También comparto piso con una gata y una perrita.

RELATED POST

  1. Tuturebolutu

    6 diciembre

    Muy buenos consejos, seguro que a alguna mamá que esté esperando a su peque le viene muy bien. Muy completo, aunque yo añadiría el cambiador para el bolso, ideal y muy práctico para usarlo en cualquier parte y no poner al pequeño sobre cualquier superficie.
    Felicidades, un beso!

    • Monica
      Monica

      6 diciembre

      Ay, cierto, imprescindible, aún cuando estés en algún sitio con cambiador o sala de lactancia, mejor llevar uno, que además no ocupan nada. Gracias! Lo añado luego 🙂

  2. Marta

    6 diciembre

    Si yo hubiera leído esto con la primera! Me faltaron la mitad de las cosas, como el extractor de leche, y las almohadillas, que tuvieron que ir, nada más llegar a casa con la niña, a comprar. Pero lo “gordo” lo teníamos: cuna (que le pusieron las sábanas y protector la mañana en la que salíamos de alta), cochecito, bodies y pañales…
    Yo soy más de cuna que de minicuna. Considero que ésta última es hacer un gasto extra, ya que poniendo un par de almohadones en el lateral de la cuna, el espacio se reduce considerablemente, y las primeras semanas, los bebés no suelen moverse mucho.

    • Monica
      Monica

      6 diciembre

      Uy, a mi lo de los almohadones me daba pánico. Hasta le quité la minialmohoda de la minicuna. Me imaginaba que ésta se abalanzaría sobre su cara y no podría respirar. Paranoias de primeriza 😛

  3. […] ya tiempo, escribimos dos post con productos básicos para comprar al final del embarazo o durante los primeros meses. En la red abundan los post de este tipo, y son muy útiles para podernos hacer una idea sobre lo […]

  4. Carmen

    5 junio

    Jo, a mí me pasó que me confié con la ropa, pensando en lo que me iban a regalar y resultó que a todo el mundo le dio por regalarme ¡¡¡peluches!!! ARRRRGGGGGG ¡Casi me da un mal! Tenía a Pablo medio en pelotas y tuvimos que salir corriendo a comprar algo de ropa porque casi ni bodies teníamos. Así que ¡no os confiéis!
    Me ha gustado mucho tu visión. Coincido contigo en que comprar el carrito y la silla para el coche fueron complicados de la muerte. Compramos una Römer DualFix, pero SUDÉ lo que no estaba en los escritos. Unos te dicen una cosa, otros otra… es terrible.

    • Monica
      Monica

      5 junio

      y lo de la silla del coche sigue. Llevo ya dos compradas cuando ha ido creciendo y vuelta a romperse la cabeza 🙂

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
Síguenos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies