Con peques en Zgz ©2017

Juguetes de nuestros años

Escrito por Mónica.

Cuando eres madre o padre, o quizás cuando llegas a cierta edad, de repente te vienen a la cabeza un montón de recuerdos de tu infancia que tenías “archivados” y aparentemente olvidados. Pero es increíble lo frescos que vuelven, ¿verdad?

No hace mucho abrimos en nuestro perfil de Pinterest un board con imágenes de recuerdos de nuestra infancia, y lo titulamos Cuando los peques éramos nosotros. Si no lo habéis hecho aún, y si fuisteis niños entre los 70 y 80 recordaréis cosas como las casitas de Geyperland, Monchichi, He Man y más.

Ahora, con motivo de nuestro sorteo de Reyes, estamos volviendo a recordar, en este caso, nuestros juguetes, los que pedimos a los RRMM cuando eramos críos.

Con vuestros geniales comentarios hemos vuelto a recordar un montón de juguetes que parecía que habíamos perdido en la mente. ¿Os apetece hacer un pequeño repaso con fotos para refrescar la memoria?

La Nancy

Nancy de Famosa y sus accesorios

Nancy de Famosa y sus accesorios

Nancy tuvo su época dorada la segunda mitad de los 70. Tenía un montón de accesorios. ¿Os acordais de las perchas para el armario? ¿y sus zapatos? Nancy tenía un novio que se llamaba Lucas. En mi casa tuvimos la pelirroja, la china y la negra. Yo me acordaba mucho de la esquiadora, pero al buscar imágenes he recordado que tenía casi todos sus conjuntos. El de tenista, el abrigo de pilingui (en la foto), las botas de agua, etc…

La Rosaura

Entre las respuestas de nuestros seguidores, un must. Rosaura era una muñeca enoooorme que medía más de un metro y cuando la cogias de la mano “andaba”. Tenía un hermano pequeño, que se llamaba Miguelito, también grandote. Eran de Jessmar.

Las Barriguitas

Otro clásico de las muñecas. Siguen vendiéndose, pero no tienen nada que ver. Nuestra barriguitas eran entrañables y pequeñitas, y también tenían un montón de accesorios.

Rosaura y otras muñecas

Rosaura y Miguelín, Nenuco y Barriguitas. ¿Os acordáis de Selene? La “hermana” marciana de Nancy

El cinexin, un lujazo de juguete con el que veíamos pelis en la pared o en las cortinas. No era demasiado fácil de usar, algún primo o mayor tenía que venir a ponerlo. Era increíble ver cine en casa.

El Exin Castillos. mi hermana y yo tuvimos el de los pitufos, pero seguro que recordáis el clásico. Era un juguete muy bueno.

exincastillos

¿Alguien tenía el Xilomatic? Recuerdo haberle dado mucho uso. Ibas poniendo las notas en su sitio y luego venga a darle al organillo para tocar.

La Casa Grande de Pin y Pon. Este se lo trajeron a mi hermana, pero recuerdo haber jugado juntas con ella un montonazo de horas. Creo que es uno de mis juguetes preferidos, y junto con los Airgam Boys, de los que más recuerdo.

“Con estas manitas y mi tricotosa…” Eso decía el anuncio, pero mis habilidades nulas con todo lo que fuera costura, ganchillo y demás no consiguieron hacer nada decente para vestir a las muñecas, hasta que me trajeron el Creo mi moda, un juguete que incluía una muñeca tipo Barbie, pero que tenía unas ranuras a lo largo de todo su cuerpo. Cogías las telas que venían en la caja, y remetías y remetías en estas ranuras creando modelitos para la muñeca. Se suponía que había que cortar las telas con patrones, pero siempre me salté ese paso y la vestía con los retales enteros. Un primor.

Juguetes años 80

Podríamos seguir y la lista sería interminable. Unos años después, más de la época de mi hermana Chabel empezaba a triunfar. Era más moderna, y creo recordar, flexible. La que teníamos iba en bici. Era una chica de su tiempo, y con rasgos más aniñados que otras que vemos ahora.

El barco pirata de los clicks fue durante mucho tiempo uno de los regalos estrella. Además, flotaba. Un lujazo.

La muñeca patinadora (a mi hermana le encantaba), el quimicefa (aún no entiendo cómo mi madre me tenía prohibida la plastilina por lo que ensuciaba y me dejaba jugar con eso…), el magia borrás, una muñeca en un pupitre que se suponía que pintaba guiada por nuestra mano (un bluff, creo que el juguete que más desengaños causo en mi casa), los juegos reunidos jeiper… Mucho nos quejamos de que ahora los niños tienen demasiados juguetes, pero en nuestra época teníamos un montón para elegir, y la publicidad hacia estragos en las cartas a sus Majestades.

¿Y que me decís de este anuncio? ¿A qué os sabéis la canción?


Mónica Anchelergues. Mamá de un pequeño terremoto que vino a mi mundo en 2011, y un bebé, el nuevo, de 2015. Publicitaria y marketiniana, trabajando dese el siglo pasado en el mundo online, soy una de las mamás que está detras de conpequesenzgz. También comparto piso con una gata y una perrita.

RELATED POST

  1. Marta

    23 Diciembre

    Hala!!! Qué recuerdos!! Yo había olvidado por completo los pin y pon, y eso que tengo una caja de esos juguetes en el coche, que le había dado a mi sobrina, y ahora han pasado a mi hija. Y los zapatos de la Nancy, se me había olvidado como eran!!
    Y Tristón!! Yo tuve el marrón y la compañera, ¿Lali?, una especie de caniche, que lo veo hoy, y era feo, no había nada como Tristón. Tengo que volver a casa, a sacarlos de la caja del armario donde creo que siguen estando.
    Y también recuerdo unos osos, que vendía El Corte o Preciados, con un gorrito de navidad y una bufanda, super monos.
    Y las barriguitas!! Ya no son lo que eran, antes eran más bonitas, más muñecas. Jo, que bonito post

    • Monica
      Monica

      24 Diciembre

      Gracias Marta. Me he dejado juguetes, pero es que sino es un no parar 🙂
      Te pones a ver fotos y te acuerdas de pronto de todo todo. Los zapatos de la Nancy eran geniales!
      Y los osos que dices, pueden ser los osos amorosos?
      Las barriguitas de ahora nada que ver, desde luego…
      Gracias por comentar!

  2. Lola

    21 Enero

    Siempre quise tener un CinExin y jamás me lo regalaron… aisssss.

    A mí me encantaban los clicks, el lego y el tente, el tren eléctrico y el Scalextric (estos dos últimos, junto al CinExin, propiedad de mi primo 🙁 ), el tragabolas, el Simon y el Sketch (el esquetech que le llamaba yo, lo que me ha costado encontrar en internet el nombre original, hoygan ;P). Y el “blandiblú”.

    • Monica
      Monica

      23 Enero

      El blandibú… como molaba, yo lo tenía vetado, manchaba demasiado…

  3. sofía

    1 Febrero

    Acabo de leer un artículo que habla de la importancia de los juegos padres e hijos para el desarrollo de sus habilidades sociales. Me parecía un tema muy acorde con el post que publicaste. Aquí o paso el enlace por si os resulta de interés. http://babyradio.es/blog-entrada/104/2013-01-31/sabemos-jugar-con-nuestros-hijos

    • Monica
      Monica

      1 Febrero

      Gracias Sofía 🙂

  4. A mi me regalaron por un cumpleaños el barco pirata de los clicks, creo que nunca me hizo más ilusión un regalo. Además precisamente el de la foto que está más chulo que el que hay ahora, porque tenía más aparejos y un cofre lleno de moneditas de oro pequeñitas, que claro, hoy en día no se le puede dar eso a un niño por si se atraganta con las moneditas o se estrangula con una cuerda de un aparejo. Yo sobreviví… Mis padres montaron el barco por la noche mientras dormía y llenaron la bañera y lo dejaron flotando, cuando me levanté por la mañana, fui al baño estaba allí flotando me pudo tanto la emoción que me tiré de cabeza al agua!
    También tuve el quimicefa pero una versión moderna que no traía la cal viva :S. aunque sí traía un mecheron bunsen. Una vez hecho todos los experimentos del librito se volvía un “juguete” aburrido.
    El cinexín dió mucho juego haciendo proyecciones de películas para los vecinos amigos y sus padres, con palomitas y chuches y esas cosas…
    En casa de mis abuelos tenía un exin castillo clásico que era de mi tío y solo jugaba cuando iba en vacaciones pero dio mucho juego y me entretuvo mucho.
    Mi hermana tuvo la Casa Grande de Pin y Pon y la que iba en maleta y aunque era un juguete de “niñas” me parecía genial y me llamaba mucho la atención, sobre todo las habitaciones giratorias 🙂
    Otro juguete clásico que ya casi no hay es el Ibertren. Vale que ahora hay unos trenecitos de madera superpedagócios e inocuos pero el Ibertren molaba mil veces más, era la primera aproximación a las maquetas de verdad! Yo tenía este http://images03.olx.es/ui/3/26/96/f_56132096-8161c2f1.jpeg que fui montado poco a poco con kits que me iban regalando pero el que realmente siempre quise fue la grande que tenía un puente metálico, dos túneles y doble vía!

    • Monica
      Monica

      17 Diciembre

      Vaya comentario! Toda una carta, gracias, nos encanta!!!!!
      Yo al quimicefa le di mucho uso, el mechero molaba muchísimo y uno de los compuestos sabía a sidral, ácido ascorbico puede ser? Yo buscaba en la biblio experimentos para alargar la vida del juguete, hasta compré accesorios en una tienda de química. Anda que si me pilla ahora el quimicefa con internet hago volar la casa, por lo menos.
      Para mi el tren fue uno de esos que siempre esperé pero nunca vino. Pero mi mini tendrá uno, así que me desquitaré 🙂

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
Síguenos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR