Con peques en Zgz ©2017
READING

Estimulación temprana. Una pequeña guía para mamás...

Estimulación temprana. Una pequeña guía para mamás y papás

Escrito por Lis.

En el post anterior nos dedicamos a conocer los indicadores del desarrollo infantil y cuáles podían resultar destacables para decidir buscar la opinión de un especialista, pero:

¿Qué hacer para estimularle adecuadamente? Primero conocer.

Estimulación temprana en bebés

Desde casa también podemos ayudarles en su desarrollo

 

La tan llevada y traída Estimulación Temprana, no es otra cosa que aquellas actividades de contacto o juego con el bebe o el niño que favorezcan, fortalezcan y desarrollen de forma adecuada sus potenciales.  Las mamás son la principal fuente de estimulación en la infancia temprana ya que comparten gran parte del tiempo con los niños,  por lo que con pequeñas pautas y pocos recursos podemos convertir la rutina diaria en una fuente inagotable de diversión y aprendizaje para nuestro peque.

Un bebé y luego un niño aprenderá más y mejor si le proporcionamos  estímulos  sensoriales que aumenten su  seguridad, sus  habilidades mentales y faciliten el aprendizaje, ya que desarrollará destrezas para auto-estimularse  a través del juego libre y del ejercicio de la curiosidad, la exploración y la imaginación. Este acercamiento directo y simple estrecha los lazos entre los padres y el bebé que aprenden mutuamente a conocerse y disfrutar ampliando las alegrías de la paternidad y agrandando el enorme potencial de aprendizaje del pequeño.

Hace mucho tiempo ya conocemos  que diferentes zonas del cerebro controlan diferentes habilidades o capacidades que nos dicen quiénes somos, nuestras habilidades motrices para el deporte, para gestionar el estrés, para solucionar  problemas de matemáticas o las artísticas, se desarrollan en zonas concretas de nuestro cerebro. Podemos ayudar a desarrollar esas  partes de nuestro cerebro por medio del “ejercicio” y de acuerdo  con las últimas investigaciones sobre el desarrollo cerebral, ciertas habilidades se aprenden más fácilmente en determinadas etapas del desarrollo. A esto se le llama “ventanas de oportunidades”.

En estos períodos el cerebro se muestra más receptivo a absorber información que en ningún otro momento de la vida. La mayoría de esas “ventanas” se cierren y abren en los  primeros años de vida.

Estas ventanas de aprendizaje son importantísimas, pues están más activas en los períodos en que ciertas  partes del cerebro crecen más que otras y permiten  absorber experiencias de los 5 sentidos.

Algunas de estas ventanas son:

Desarrollo visual, desde el nacimiento a los cuatro años: durante esta etapa los bebés necesitan ver formas, colores, objetos y variación de distancia y movimiento. Todas estas imágenes ayudarán al cerebro a reconocer y organizar más tarde la información visual. De hecho, el cerebro aprende a ver. Por esta razón debemos estar alertas para detectar si existe cualquier alteración innata que interfiera con la visión del  bebé, para corregirla lo antes posible.

Desarrollo del lenguaje, del nacimiento a los diez años: Los bebés nacen con la habilidad de aprender el lenguaje. Por supuesto, ellos entienden y balbucean en el lenguaje que oyen con más frecuencia (incluyendo sus acentos). Generalmente, cuanto más se les hable, cante y lea, tendrá más vocabulario que usará de formas más complejas. Durante los primeros 10 años es el período más fértil en la adquisición del lenguaje y es la etapa ideal para aprender una segunda lengua. En este sentido me parece vital hacer hincapié en que el niño aprende a hablar como los adultos, háblele correctamente y sin limitar sus capacidades de comprensión, el niño es pequeño pero no está incapacitado para hablar correctamente. Enseñe a hablar a su hijo no a la inversa.

Habilidades musicales

Habilidades musicales

Habilidades musicales y matemáticas, desde el primer año a los cinco años: La parte del cerebro que oye la música, es además la encargada de hacer cálculos matemáticos y no es otra que la corteza cerebral. La música clásica y en general la música ayuda al cerebro a comprender a la música en sí y lo más importante favorece  la mejora  del razonamiento espacial que requieren las matemáticas. Es recomendable trabajar la Psicomotricidad, las primeras habilidades motrices y espaciales las adquieren los bebés y niños a través del  gateo, andar, correr, saltar, subir escaleras y posteriormente los conceptos básicos como antes-después, arriba-abajo, delante- detrás, etc.

Vínculo emocional: del nacimiento a los 18 meses: La parte del cerebro encargada de regular las emociones es la amígdala y  aprende durante los primeros meses de vida las emociones como empatía, felicidad, desesperanza y tristeza y son determinadas por la forma en que es tratado el bebé. También hay que tener en cuenta  las tendencias innatas de temperamento del niño, que pueden ser educadas para regular de forma adecuada las emociones mediante el aprendizaje, en este sentido las experiencias tempranas son de vital importancia. Está demostrado que las capacidades intelectuales de una persona pueden influir en el éxito personal pero las capacidades emocionales son vitales en él.

Debemos estimular esas áreas, a través del juego, el parque, la interacción con otros niños, el ejemplo de los padres.  Ofrecer al niño un ambiente tranquilo, en el que se sienta escuchado, respeta sus tiempos y sus diferencias y mantén las rutinas diarias que le ofrecen estabilidad.

Y sin lugar a dudas lo más importante: Eres una madre que quiere a tu hijo, lees, indagas y te interesas por aprender cómo hacerlo mejor, sé generosa contigo misma y convéncete de  que lo haces lo mejor que sabes,  desde el amor que ofreces no debes temer  a  equivocarte, disfruta  de la maternidad responsable que ejerces y de tu bebé.

 


Lis Rdgez. del Risco. Lic. en Psicología y mamá. Con más de 15 años de experiencia, ha trabajado en colegios y actualmente es miembro del equipo directivo del gabinete Psicovida (www.Psico-vida.com), además colabora con centros de formación, asoc. infantiles y AMPAS.

RELATED POST

  1. Gracias por este post 🙂 No conocía la relación entre la música y las matemáticas! Mi niña tiene ahora cinco meses, por todos lados lees cosas de estimulación temprana y no paras de preguntarte si lo estrás haciendo bien como mami primeriza…

    • Monica
      Monica

      1 abril

      Como dice Lis, tenemos que recordar que lo hacemos genial 🙂 Gracias por comentar!

  2. Patricia Siciliano

    11 julio

    Muy buen aporte. La estimulación temprana es fundamental a la hora de optimizar el desarrollo físico y mental de los más chicos. Para los que quieran saber más al respecto aquí os dejo una web que puede ser de mucha utilidad. http://www.deustosalud.com/programa-especializacion-en-auxiliar-pediatria/objetivos.html

  3. mibebeyyo

    25 agosto

    Buen post. Como bien se indica, lo importante es seguir leyendo, aprendiendo, formándote para disfrutar de la maternidad de la mejor manera posible. Y en temas de psicomotricidad hay un mundo de información!!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
Síguenos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies