Con peques en Zgz ©2017

Me gusta el fútbol

 

Escrito por Rosa.

Ayer me lo decía una amiga y hoy la frase no para de resonar en mi cabeza, quizás por todas las veces que se la he oído a mi madre: “lo que se puede llegar a hacer por un hijo…”

Y sí, es cierto, real como la vida misma. Quien me iba a decir a mí, que no me gusta el fútbol, que me iba a embarcar un intenso fin de semana de torneo futbolero, con madrugones más propios de un panadero que de una mamuchi que está deseando que llegue el sábado para dormir un poco más. Sólo un poco….

Mira que he intentado con todos mis métodos sibilinos de madre manipuladora que al niño le gustasen otros deportes: que si con la natación te pondrás muy cachas, que si con el atletismo correrás el que más de tu clase, que si con el ajedrez serás muy muy muy listo…. Pero nada! ¡Fútbol! Al fin y al cabo, al niño es lo que le gusta y eso manda sobre todas las cosas, que disfruten con lo que hacen.

Pero hete aquí que esta nimia decisión tiene consecuencias que arrastran a toda la familia: empiezan los torneos y arranca el peregrinaje por pueblos de Aragón, Navarra y donde nos pidan que vayamos.

El sábado, a las 8.30 como clavos los niños tienen que empezar a calentar, mientras que a los padres nos baja la temperatura corporal con este Cierzo tan majo que ameniza las pistas deportivas de los colegios de Zaragoza. ¡Cinco partidos, cinco, que nos chupamos el sábado! Cada día estoy más convencida de que es una estrategia de las escuelas deportivas para que el palizón del día siguiente nos parezca pecata minuta. Porque lo del domingo, ya tiene tela! A las 7 de la madrugada salida de la expedición rumbo a Burlada (Navarra) para el torneo triangular (cuántas cosas nuevas estoy aprendiendo….). Un autobús de dos plantas repleto de familias tan ilusionadas como dormidas. Menos mal que el sueño nos restó fuerzas para cantar el típico “una sardina, dos sardinas, tres sardinas”….

Sueño, frío, cansancio, estrés madrugador, que se nos va el bus, que te dejas las espinilleras, que después de acostarme a la 1 haciendo la tortilla de patata, a las 6.30 de la mañana voy y me la olvido…

Pero lo mejor es que, a pesar de todo….hemos disfrutado de lo lindo. ¡Todos! Tenía que verme mi madre, a mí, que tantas veces he jurado que no apuntaría a mis hijos a un equipo de futbol, aplaudiendo a rabiar a nuestro equipo, desgañitándome en la banda con la vena hinchada, sufriendo cuando nos daban una paliza (9-2) y disfrutando cuando dejábamos k.o. al rival (22-2). ¡Qué nervios! ¡Qué emoción! ¡Qué risas! Al final nos llevamos trofeo, un montón de emociones y el gustazo de ver a los pequeños entregados a su causa, que siempre acaba siendo la nuestra.

Así que con el segundo, cuando le toque elegir, ni me voy a esforzar en intentar llevarlo a mi terreno. Directamente me uno a su equipo, de lo que sea, de cheerleader mayor del reino. Porque si no puedes con el enemigo, únete a él. Y seguro que te lo pasarás pipa. ¡Palabra de mamuchi futbolera!  😛


Rosa Balaguer. Periodista, madre con patas que corre delante y detrás de sus churumbeles. Apasionada de sus hijos, de las cosas bonitas y de la vida en general. Apunta en un cuaderno las “perlas” de sus pequeños filósofos, convencida que algún día será su bestseller. Media naranja de conpequesenzgz

RELATED POST

  1. Marta

    27 Mayo

    Jajaja, está claro que hay que unirse a los hijos, nos gusta protestar, pero luego somos las que más animamos, las que mejor nos los pasamos, y es que un hijo tira mucho!!

    • Rosa
      Rosa

      28 Mayo

      Si, jajaja, ya te digo Marta. Nunca digas de este agua no beberé, que cuando se trata de los hijos, al final acabamos bebiéndonos la fuente!!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
Síguenos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies