Con peques en Zgz ©2017

Se acabó la teta

 

Su comida favorita después de la leche materna, un rico helado de fresa

Su comida favorita después de la leche materna, un rico helado de fresa

Escrito por Mónica

30 meses, dos años y medio, de lactancia. Pero todo llega a su final y en nuestro caso ese ha sido el tiempo.

No pretendo hacer una guía de destete en este post, tampoco tengo muy claro qué consejos podría dar, simplemente quiero resumir y contar mi experiencia en la lactancia y destete que hemos tenido mi hijo y yo, y espero que pueda servir un poquito a todo aquel que por unas razones u otras tenga interés en este tema.

Ha sido un destete bastante respetado, sin traumas ni lloros por parte de ninguno de los dos. Así que estoy feliz, no me puedo quejar para nada porque desde el inicio hemos sido muy afortunados.

A pesar de nacer mediante cesárea, la lactancia se instauró de forma muy rapida, gracias un poco a la suma de todo. Apoyo de las matronas del Hospital Infantil, de mi madre y de mis tías, y mis abuelas que estaban “muy contentas con que le des pecho” (la tribú cercana), una rápida subida de la leche y un bebé con una técnica innata que hasta sorprendio a la pediatra en su primera revisión

Me libré de grietas y demás inconvenientes, tuve suerte, lo sé. A los 8 meses el mini me hizo una herida en el pezón con los dientes y creo que ha sido uno de los dolores más intensos que he sentido en la vida. El pezón está lleno de terminaciones nerviosas y es hipersensible. Y lo que tarda en curar… Como esto me pasó con una lactancia ya más que instaurada no hubo problema y durante un mes me sacaba la leche del pecho “malo” y la tomaba en bibe. Si hubiera sentido ese dolor durante los primeros días, con la mezcla de emociones, el estrés y la recuperación no sé seguro si hubiera podido seguir…

También hubo suerte con los dichosos percentiles y el mini siempre ha estado en valores muy altos, así que me ahorré los “tiene  que comer más” o “ayudale con biberón”. Sí que he ido teniendo de vez en cuando los típicos comentarios de “¿aún le das teta con lo mayor que es?”, pero como este tipo de cosas me resbalan bastante y tenía la información y la decisión tomada de seguir hasta los dos años como recomienda la OMS, no me han importado lo más minimo.

Sí que hubo momentos más duros, sobre todo por las noches, el mini creo que ha sido un bebé de alta demanda y pedía mucho, durante el día y también por la noche, 5, 6, 7 veces durante la noche hasta bien mayorcete. En estas situaciones las fuerzas flaquean y muchas veces sentí la necesidad de dejarlo para poder dormir algo.

Compré el ebook “Destetar sin lágrimas” de Pilar Martinez para ir leyendo con tiempo y me fue de gran utilidad, resume muy bien todos los conceptos y es una buena guía.

También quiero agradecer a Leticia, de Una mamá para dos, su paciencia ante mis preguntas, que han sido varias, en el últiimo año. Es genial poder contar con una asesora de lactancia particular y además con dos niños de edad similar al mío.

Más o menos al año y medio me plantée un destete parcial, durante las noches,  para descansar más. Y lo consegui en parte, pero el destete nocturno llegó con su emancipacion voluntaria a su cuarto (de la que ya hablamos en este post de consejos y demás opiniones ). Durmiendo él solo se redujeron los despertares y muchas veces no requerian ponerlo al pecho.

Al final el destete ha sido muy natural y muy paulatino, al cumplir los dos años empezó a pedir menos veces (hasta entonces llevabamos ya unas semanas con la técnica “no ofrecer, no negar” y él solo fue demandando menos e incluso algunas noches ni siquiera pidió su postre de antes de dormir.

Viendo que el destete ya se acercaba, empecé a decirle de vez en cuando, cuando pedía,  frases como “pero sólo un poco que mamá ahora esta muy cansada” y me sorprendio ver cómo iba aceptando la situación sin darle importancia. Al final ya venía avisándome “sólo un poco teta, mamá”  y tomaba en efecto muy poco.

Y en dos meses más o menos, se acabó, primero fue un día entero, luego dos, alguna “recaída” a la que no me negué y finalmente, creo que ya se ha terminado, ahora que se cumplen 3 semanas sin pedir ni una vez.

¿Y qué siento? De todo un poco. Alivio por recuperar un poco más de mi espacio y de mi tiempo. Pena por haber cerrado una etapa. Nostalgia de ver que mi bebé ya no es tal. Pero sobre todo felicidad de haber podido tener una lactancia tan plácida y tan bonita para los dos.

Como he dicho, hemos sido muy afortunados.

 

 

 


Mónica Anchelergues. Mamá de un pequeño terremoto que vino a mi mundo en 2011, y un bebé, el nuevo, de 2015. Publicitaria y marketiniana, trabajando dese el siglo pasado en el mundo online, soy una de las mamás que está detras de conpequesenzgz. También comparto piso con una gata y una perrita.

RELATED POST

  1. Crecen muy rápido Mónica!! Pero como dices si ha sido voluntario porque así lo necesitaba pues genial también. Ojalá fuesen bebés un poquito más de tiempo 🙂

    • Monica
      Monica

      27 Enero

      Rapidísimo, se pasa volando 🙁 pero vienen otras etapas que también me apetece mucho disfrutar
      Muchas gracias por comentar!

  2. lamamma

    27 Enero

    Efectivamente, habéis sido afortunados. Yo tuve primero a una niña nada mamífera a la que no hubo forma de darle pecho (opté por un sacaleches que se convirtió en mi mejor amigo durante 8 meses) Con el segundo todo fue más fácil, cogía igual de a gusto el bibe que la teta.

    • Monica
      Monica

      27 Enero

      Cada niño es único, es cierto, y nos lo demuestran.
      Y bravo por la mamà, el saca leches es un buen amigo, pero requiere constancia 🙂

  3. Marta

    27 Enero

    Me recuerdo al destete de la petite. En su día fue una mezcla de sentimientos, pero ahora genial. 30 meses!!! Enhorabuena!

    • Monica
      Monica

      28 Enero

      Si, me acuerdo de tu post, fue hace no mucho, van casi a la par de edad.
      Lo cierto es que un poco de pena da por todo lo que dejas atrás 😉

  4. ¡Qué envidia! A mí me está costando mucho lo de la lactancia y si logro llegar a 6 meses me parecerá increíble porque la verdad es que me duele bastante en muchas ocasiones y ni la matrona ni expertos en lactancia me descubren el problema. ¡Es que la bichilla es muy glotona y hace tomas bastante largas y creo que no me da tiempo para recuperarme!

    • Monica
      Monica

      28 Enero

      Es dolor o más bien irritación? Si es porque mama mucho y seguido a mi me vino bien la crema de médela. Dolor en si no era pero si que me dejaba un poco irritada, los dos primeros mese durante el día tomaba media hora, descansaba otra media hora y vuelta a pedir.
      Le han mirado no sea frenillo?
      Si te sirve de algo, a los 3 meses más o menos se suele normalizar todo.
      A ver si tenéis suerte 🙂

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
Síguenos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies