Con peques en Zgz ©2017
READING

Cuatro ideas y un cuento para motivar y alentar a ...

Cuatro ideas y un cuento para motivar y alentar a nuestros hijos

Escrito por Lisbet.

Mamá y papá, hablemos en serio.

Todos los padres  deseamos  que nuestro pequeñ@ del alma sea estupendo, guapo, listo e inconscientemente los comparamos con otros niños de su edad.

Cada uno de ellos al igual que cada uno de nosotros es especial  y diferente por eso es importante no crearnos expectativas que reflejamos en ellos. Hay niños que hablan antes y mejor, hay otros que tienen mejores destrezas motrices, ya sea a la hora de hacer deportes o de hacer actividades manuales, hay otros que son  mejores con los números, e incluso hay algunos que les vemos que no están “al mismo nivel” que los otros de su misma edad.

Es más simple de lo que pensamos, cada niño tiene su propio ritmo de maduración, si igual que no todos los plátanos de un racimo maduran a la vez nuestros pequeños platanitos tienen su propio ritmo y no por ello son mejores o peores.

Cuando sientas que tu hijo es un platanito un poco verde no desesperes y pon en práctica éstas sencillas recomendaciones:

 

  • El refuerzo positivo. Elógiale de forma que estimules cada uno de sus logros, no le recuerdes a cada instante aquello que no es capaz de conseguir, él ya lo sabe. No hay nada más frustrante para un niño que las constantes críticas de sus padres.
  • No te empeñes en darle clases magistrales de como se hacen las cosas, simplemente juega, es la mejor manera de enseñarles.
  • Habla con tus hijos de tus logros y cómo también han sido progresivos, explícales que nadie sabe todo desde pequeño sino que vamos aprendiendo poco a poco. Puedes ponerle como ejemplo cuándo aprendemos a hablar y compartir con él/ella algunas de sus primeras palabras seguro que les hará reír. También puedes ponerle el ejemplo de cuando aprendemos a andar, primero gateas, luego caminas, corres y por último saltas y subes escaleras.
  • Invéntate cuentos de animalitos o superhéroes que antes eran como él o ella y luego fueron unos campeones.  O para enseñarles a aceptar que somos diferentes  y no  siempre los más habilidosos en todo.

Por ejemplo se me ocurre este cuento:
“Tejerina la arañita que quería saltar”

Había una vez una arañita que se llamaba Tejerina,  era muy pequeña  y no sabía saltar.
Tejerina jugaba todos los días con su amiga Verdina y su gran ilusión era saltar muy alto muy alto.  Poco a poco la arañita empezó a saltar cada día y le costaba muchísimo trabajo cada día le salía mejor. De todas formas nunca estaba contenta con sus saltos porque ella quería saltar como su amiga, un día se dio cuenta de algo muyyyy importante:
¡Anda!  Su mejor amiga Verdina era un saltamontes  y ella era una araña.

Si, las dos eran animalitos encantadores pero diferentes, así que mientras Verdina era capaz de saltar tan alto que parecía que llegaba al cielo, Tejerina  corría muy de prisa y era muy mañosa con sus paticas. Entonces Tejerina poniéndose la patica en su cabeza, pensó….
“Seguiré saltando y saltando porque cada día lo hago mejor, pero creo que saltaré para divertirme jugando con Verdina.”

A partir de ese día las dos amigas se divertían mucho más y sólo se oían en el campo sus risas y no las protestas de la arañita Tejerina.

Y ¿Sabes qué?
Tejerina estaba tan feliz que sin darse cuenta cada día saltaba más y más alto, aunque claro nunca tanto como un saltamontes.

Psicología infantil, refuerzo positivo


Lis Rdgez. del Risco. Lic. en Psicología y mamá. Con más de 15 años de experiencia, ha trabajado en colegios y actualmente es miembro del equipo directivo del gabinete Psicovida (www.Psico-vida.com), además colabora con centros de formación, asoc. infantiles y AMPAS.

RELATED POST

  1. Me ha encantado el articulo, os acabo de descubrir y me parecen consejos de lo más acertados. Un saludo.

    • Monica
      Monica

      2 Octubre

      Muchas gracias! Esperamos que nos sigamos viendo por aquí 🙂

  2. Luisa Frontiñán

    15 Octubre

    Me parece precioso lo que escribís.
    El cuento “Rita la lagartija” habla también de descubrir la propia identidad. Una lagartija que piensa que es otro animal, uno diferente en cada momento. Entre todos sus amigos le ayudan a descubrir lo que es, y a sentirse querida.
    Gracias por compartir estas reflexiones, me ayudan mucho.

    • Monica
      Monica

      16 Octubre

      Muchas gracias Luisa, es un lujo saber que os gusta y ayuda lo que publicamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
Síguenos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR