Con peques en Zgz ©2017

¿Ya?

¿Aún no?
¿Nada todavía?
¿No se decide?
Qué bien está ahí dentro…

 

Pues no, aún no. Ya he “cumplido” pero aún no se ha decidido, aunque en la última visita vimos que la cosa estaba ya en marcha.
Exactamente estamos de 40+3. Y aquí seguimos, dándole a la tecla. Pero menos. No llego muy bien al teclado, la verdad, y ya estar sentada delante de un ordenador es muy cansado. Pero no, aún nada.

 

Al principio del embarazo una de las cosas que más ilusión hace y de las primeras que compruebas es calcular la fecha probable de parto. La FPP. Que no es más que eso, probable…

 

Según la RAE este palabro tiene 3 acepciones
  • Verosímil, o que se funda en razón prudente
  • Que se puede probar (esta no procede, o sí, a día pasado…)
  • Dicho de una cosa: que hay buenas razones para creer que se verificará o que sucederá.

 

Igual es más sencillo si cambiamos el “probable” por “posible”, que puede ser.. Así evitaríamos estar taaaan pendientes de la fechita de marras. Y el resto del mundo que nos rodea.

 

Un consejo, cuando tengas la FPP, a tu entorno diles 3 o 4 días más. Desde el principio. Para que no mareen, o tarden 3 o 4 días más en hacerlo 😛

 

Realmente la FPP es una orientación, y en ocasiones se puede ajustar a lo largo del embarazo viendo los resultados de las distintas pruebas, como  las ecografías (sobre todo la de la semana 12) . La FPP se calcula a partir del primer día de la última menstruación.
Aquí ya empezamos con las dudas. ¿Cuenta desde el primer dolor de ovario o cuenta desde que la regla hace aparición en todo su esplendor? Porque a veces, sobre todo si estamos buscando el embarazo, los nervios pueden hacer que haya pequeños retrasos, o incluso falsas alarmas.

 

No hay que preocuparse demasiado, día más día menos, a lo largo del embarazo si hubiera mucho desfase lo ajustarían.
Además hay ruedas del embarazo (Regla de Naegele) que pueden calcular un día más o menos, existen muchas versiones en internet, pero la que vale es la que tengan en tu tocólogo o matrona, y esa es la fecha que apuntarán en tu historia.
Al calcularlo con la fecha de la última regla, el embarazo dura dos semanas de propina. Es decir, teniendo en cuenta que la media del día en que ocurre la ovulación es el 14 del ciclo, nos están contando 2 semanas en las que aún no hay concepción. 40 semanas, 38 “reales” de embarazo. Ojo con esto porque luego viene mucho lío.
El manido “y para tus cuentas, ¿de cuánto estás?” Mejor olvidarse. 40 semanas para FPP desde FUR y ya está.

 

Si además luego tu entorno se encarga de recordarte que estás “a punto caramelo” desde mínimo un mes antes…

 

Así pues el embarazo humano dura de media:
  • 10 meses lunares.
  • 9 meses (y pico) solares,
  • 280 días.
  • 9 meses + 10 días
  • 0.77 años
  • 6.720 horas
  • 403.200 minutos.

 

Eso contando 40 semanas (sin olvidar que reales son 38). Pero lo normal es que nazca entre la semana 37 y la 42.  Y sin contar los posibles errores o variables que puedan hacerlo distinto: ciclos cortos, ciclos largos, etc.
A partir de la 40 te llevarán más control en el tocólogo, no es malo pasarse de fecha, es bastante normal, y los médicos irán viendo datos que puedan aconsejar finalizar ya la gestación o esperar. El estado de la placenta, cómo está el bebé, etc. Si todo va bien, se esperará. Somos impacientes, pero es normal.

 

Menos del 5 % de los bebés nacen en la FPP, y un 7% se pasan de las 42 semanas.
Las primerizas suelen retrasarse respecto a la 40, las veteranas suelen tener más porcentaje de que se adelante (ojo, puede ser tu segundo hijo pero si el primero nació por cesarea a efectos reales eres primeriza)

 

Es otra de las frases que he oido mil veces, “los segundos ya tienen hecho medio camino” Pues yo no. Pero para qué andar explicando a las vecinas y al señor de la cola del súper que tan interesadamente preguntan si ya has salido de cuentas…

 

Hablamos ya un poco de esto en el post anterior, el que escribí estando de 37 semanas, cuando parece que está ya todo hecho.
“Ese post es del 4 de febrero… Y aún nada?” “Qué NOOOOO!”

 

En estos días de descuento o proroga, con buena intención, claro, no dejas de recibir llamadas, emails, guasaps, etc etc en los que tooooodo el mundo te pregunta lo mismo. ¿Ya?
No.

 

No ya. Y sin presiones, por favor.
Que sí, que lo hemos hecho todos, y que no lo haces para chinchar ni mucho menos, pero a la preñada se le ponen los pelos de punta cada vez que le preguntan (y en ocasiones pueden ser como 10 veces en media hora) Maldito wasap.

 

Porque ya estás nerviosa, porque más ganas que tú de que salga el baby no tiene nadie.
Porque la ansiedad no es buena y puedes cargar más aún a la futura mamá. Y al papá, que también lleva lo suyo de nervios…
Porque cuando salga avisas, de una forma o de otra, o tu marido o tu padre, o la abuela.. quien sea avisa. Que no se escapa la noticia.

 

Y si no, a mirar el twitter, que ahí seguro que pone algo. O instagram.
Si por RRSS va a ser…  Hace 30 años ¿cómo se avisaba?

Mónica Anchelergues. Mamá de un pequeño terremoto que vino a mi mundo en 2011, y un bebé, el nuevo, de 2015. Publicitaria y marketiniana, trabajando dese el siglo pasado en el mundo online, soy una de las mamás que está detras de conpequesenzgz. También comparto piso con una gata y una perrita.

RELATED POST

  1. Marta

    25 Febrero

    Vale, vale, ya no te digo nada! Pero avisa, que este se está haciendo de rogar, y luego me olvidaré de que estabas a punto!

    • Monica
      Monica

      25 Febrero

      Marta, tú tienes vía libre para preguntar. Si además seguro que si no nos pregunta nadie nos enfadamos porque no nos hacen caso. El subidón este del final, que nos deja los nervios a flor de piel. Te aviso, un besote

  2. A mí me pasaba lo mismo y encima coincidió con Navidad, por lo que decidí no ir a ninguna celebración familiar. Rosquis nació la 41+3 por inducción, pero fue parto vaginal. Al final, todos nacen, que no cunda el pánico (eso les puedes decir a los que te insistan)…muchos ánimos y que todo te vaya genial! Besitos!

    • Monica
      Monica

      25 Febrero

      Gracias!!! Qué cierto, ahí no se quedan, y es bastante díficil ocultarlo. Pero claro, entre ganas de feliz acontecimiento y demás te atosigan justo cuando menos necesitas obsesionarte con fechas 🙂

  3. Mi bichilla no nació después de la 42 porque me indujeron el parto en la 41+5 que si no… ¡Todavía estaría embarazada!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
Síguenos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies