Con peques en Zgz ©2017
READING

Hemos probado: Huerto urbano con SeedBox Kids

Hemos probado: Huerto urbano con SeedBox Kids

.

A mi desde pequeña, todo lo que sean cosas vivas me encantan. Quería ser profe de naturales (no sé cómo se llamará ahora), o bióloga, o veterinaria o alguna cosa similar.

Flora y fauna me apasionaban y tenía cuadernos de campo donde anotar y dibujar todo lo que veía.

Al final esta vocación no se transformó en profesión, pero sigo teniendo mucha afición por todo lo que sea mundo natural, aunque a escalas más modestas. Tengo gata y perra, y ocasionalmente otras mascotas, por ejemplo caracoles u orugas que aparecen en las lechugas compradas en la frutería, y plantas, bastantes plantas (aunque tenía más y mejor cuidadas antes de ser mamá :_)

Además de las plantas compradas, suelo plantar todo lo que puedo, y eso incluye las semillas de  cosas de comer. Hace pocos años conseguí que germinarán, y no sólo eso, sino que llegarán a crecer, sandías que planté de unas pepitas. La prueba de que mis sandías de balcón existieron está a golpe de click aquí, en mi blog personal.

Así que cuando vi el Sello de Calidad de Madresfera de SeedBox, no pude resistirme y me apunté. A los pocos días recibí mi caja.

¿En qué consiste SeedBox? Una forma fácil y rápida de tener un minihuerto en tu propia casa. Además, han elaborado estas cajas dirigidas especialmente a peques, para que puedan ser ellos mismos los que hagan el huerto y lo cuiden.

Una buena opción de que entiendan el ciclo de vida de una planta, y de dónde vienen algunos de los alimentos que comemos a diario.

A nosotros nos ha tocado un kit con semillas de tomates cherry y semillas de rúcula.

La caja contiene:

·         1 mesa de cultivo plegada
·         1 paquete de humus de lombriz
·         1 bloque de fibra de coco
·         2 variedades de semillas
·         Pegatinas para personalizar tu SeedBox
·         1 manual de instrucciones
seedbox
Con esto tendremos todo lo necesario, sólo añadiremos agua y no nos vendrá mal otro recipiente para mezclar y también una pala (no tiene por qué ser de jardinería, una de playa pequeña vale, e incluso una cuchara).
Para comenzar, buscad un sitio de la casa que se pueda manchar sin mucho problema. Como la idea es que los niños toquen y manoseen tierra, acaba todo perdido (al menos eso nos ha pasado aquí).
.
El montaje es muy sencillo y rápido siguiendo las instrucciones que vienen en el manual. La caja misma va a ser nuestro soporte para el huerto y contenedor.
Haremos las patas (vienen troqueladas, no es necesario ni usar tijeras) y a éstas les uniremos la caja, tanto su base como su parte de arriba, sin olvidarnos de hacer los agujeros para que drene el agua.
.
seedbox
Una vez montada podemos proceder a decorar con las pegatinas y las partes adicionales que vienen (sombrero y brazos), quedando un mini huerto muy simpático.
.
Ahora llega lo divertido. A enguarrarse un poco.
Cogemos el bloque de coco y lo ponemos en un recipiente amplio, a continuación, 3 vasos de agua y a esperar a ver qué sucede.
Esta es la parte que más ha sorprendido a mi hijo, aunque le avisé de que iba a hincharse, en cuanto ha visto el resultado ha alucinado, sobre todo porque ha retirado la vista medio minuto y al volver a mirar el bloque se había triplicado en tamaño.
.
seedbox
Ahora tenemos que mezclar la fibra de coco con el humus de lombriz. Nosotros lo hemos echado directamente en el recipiente donde estaba el bloque de coco y lo hemos mezclado/amasado con las manos. Más divertido, pero se puede hacer perfectamente con alguna herramienta accesoria.
.
Ya tenemos el sustrato, sólo nos queda verterlo en el minihuerto y ya a plantar las semillas. Buscar un sitio donde dejarlo crecer tranquilo y regar según las indicaciones.
¿Fácil, no? Todo el proceso nos ha llevado alrededor de 45 min.
.
Casi ha costado más limpiar toda la tierra que se le nos había caído. Lo que ya no tengo muy claro es cómo aguantará su impaciencia para ver cuándo surgen los primeros brotes. Pero creo que va a ser muy emocionante para él.
.

En resumen, una buena opción para un juego diferente y vivo. El precio de la caja de niños es bastante asequible, va desde los 14.95 € a 24.50 € (las cajas de adultos andan sobre los 27 €). Se pueden comprar online en la web.

.

Más info, así como enlaces a sus RRSS y canal de Youtube,  en su web http://seedboxhuertosurbanos.es/seedbox-kids/

seedbox

Actualización (3 de noviembre). Ya tenemos brotes de rúcula!!! Así que el mini está muy contento porque no ha tenido que esperar mucho 🙂

.

(6 de noviembre) ¡¡Ya tenemos también brotes de tomatera!! Ahora a cuidar y que sigan creciendo

.


Mónica Anchelergues. Mamá de un pequeño terremoto que vino a mi mundo en 2011, y un bebé, el nuevo, de 2015. Publicitaria y marketiniana, trabajando dese el siglo pasado en el mundo online, soy una de las mamás que está detras de conpequesenzgz. También comparto piso con una gata y una perrita.

RELATED POST

  1. Nosotros hemos experimentado con el huerto urbano desde junio con unos tomates. Oye, pues unos 30 mini tomates cherry hemos recogido. Mi bichilla aún es pequeña para entender el proceso, aunque escarbar en la maceta y troncharme la mata ya la ha divertido lo suficiente.

    • Monica
      Monica

      3 Noviembre

      Eso es todo un éxito. Y con lo ricos que están 🙂 Aquí ha brotado ya la rúcula

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
Síguenos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR