Con peques en Zgz ©2017
READING

Visita a “Números de buena familia”...

Visita a “Números de buena familia”…¡en familia!

 Escrito por Rosa.

“¿Cómo sería un mundo sin números?”, te preguntan en la entrada de la exposición “Números de buena familia” de CaixaForum Zaragoza. Mala cuestión para plantearle a alguien de letras puras, pienso yo interiormente, … pero claro, no es la respuesta correcta en esta muestra y menos si has venido con niños y pretendes despertar en ellos la curiosidad por el saber.

La semana pasada visité este espacio invitada por CaixaForum y decidí hacerlo en la visita guiada para familias con mi hijo mayor y su amiguito, ambos de 9 años, que torcieron un poco el morro cuando les dije que íbamos a ver una exposición de Números. “Exposición” y “números”, dos palabras que no encajan bien un sábado por la mañana, después de la euforia de un partido de fútbol ganado por goleada… Un “vale!” poco entusiasta mostraba su incredulidad por que ésto pudiera ser divertido, y yo, que estaba convencida de que lo pasaríamos bien, tenía curiosidad por saber cómo iban a explicarnos a dos niños y un adulto que ya casi no sabe ni restar llevando todo este tema de la numérica.

Contamos a ojo de buen cubero…pero tras 26 intentos fallidos, ¡acertamos! 😉

Lo primero que aprendimos es que los números sirven para contar. Nada asombroso si no fuera porque nos hicieron contar a ojo de buen cubero los balones de baloncesto que contiene un tubo enorme de metacrilato, las pelotas de tenis que hay en otro… y finalmente las bolas de golf. Esto nos costó un poquito más, (sólo 26 intentos de nada), pero sirvió ya para enganchar a los dos peques, que empezaron a ver todo esto como un juego divertido. Aquí aprendimos métodos de conteo sencillos pero útiles, para contar a lo grande (personas en manifestaciones) o a escala cotidiana, como pares de zapatos, huevos, etc  y descubrimos curiosidades como el porqué nacieron las docenas y el sistema de contar por múltiplos de 12.

Una corbata, dos zapatos, diez dedos, doce huevos… ¿de qué más maneras agrupamos para contar en el día a día?

 

¿Sabíais que las docenas se “inventaron” en la Edad Media como resultado de contar con el pulgar las falanges de los otros cuatro dedos?

 

 

 

 

 

 

 

 

La guía fue súper amable y sus explicaciones claras y sencillas, con mano para el público infantil, de manera que los niños, que al principio se mostraban algo más reservados, acabaron quitándose la palabra unos a otros para responder.
Y es que no es tan fácil explicar de manera atractiva cómo el desarrollo de los números nos ha permitido no sólo contar, sino también ordenar, situar, calcular, repartir, codificar…. ¡Mucho tomate! El siguiente reto fue aprender la importancia de las unidades de medida: una balanza y un metro que nos calculaba la altura bastaron para todos, grandes y pequeños, quisieramos pasar por debajo de la célula para ver lo que pesamos en kilos y en toneladas. En lo primero, a todos nos sonaba, pero en lo segundo…. no sabría decirte si tengo que ponerme a dieta o todavía tengo margen para estas navidades.

Seguro que sabes tu altura en metros, pero ¿y tu peso en toneladas?

Pero éste no fue el único experimento por el que pasamos también los adultos. Otra máquina que nos medía y nos pesaba se encarga de calcularnos con un haz de luz dónde tendríamos que tener el ombligo para que nuestras medidas fueran perfectas, según los cánones de proporción que el arquitecto Le Corbusier ideó para hacer de sus construcciones edificios de medidas armoniosas para el hombre. A los niños les cuadraba la luz en su sitio, pero a los mayores… madre mía, mejor no digo dónde quedaban algunos ombligos… 😛

Otro de los “inventos” que dio mucho juego: buscar dónde está nuestro ombligo verdadero y el de nuestro “yo perfecto”, según Le Corbusier

 

Otra de las explicaciones que llamó la atención a los peques fue la de la importancia de los números negativos para cosas cotidianas tan sencillas como darle al ascensor la orden de dónde tiene que ir. Un ascensor correcto, y el otro desordenado… y carreras por ver cual era el más rápido en llegar a su piso sin hacer paradas equivocadas por el camino.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

También conocimos la importancia de los números en aparatos para modular voces (aquí se lo pasaron bomba haciendo el gamberro con las voces de bebés, de robot o de marciano), en las coordenadas de situación, o para el cálculo de la correcta proporción de lo que nos rodea y su relación con la medida del hombre.

En definitiva, una muestra muy interesante, que ayuda a entender de manera divertida, práctica y muy visual muchas de las cosas que aprenden en el colegio y que nos rodean en el día a día.

La exposición puede visitarse por libre o con una guía que comenta las diferentes secciones y que creo que es la más recomendable para hacer con niños…. y también para mayores de letras puras, ejem, ejem… Aunque nos parezca que ya todo lo sabemos, me vino muy bien esta visita de CaixaForum para refrescar ideas… y entender mejor los deberes de mates, juas!  Venga, un repasito de las familias de los números: los naturales, cuentan y ordenan; los enteros, sitúan lo positivo y lo negativo; los racionales reparten y comparan; los reales, completan y calculan; y los complejos, resuelven. Creo que después de esto, aprobaría. 😉

A mí me encantó y a ellos, yo creo que también. Porque, cuando te vas a marchar y te dicen, ¡espera, un ratito más!…. eso es buen síntoma, ¿no?

 

En CaixaForum Zaragoza hasta el 10 de enero de 2016. Entrada: 4€, menores de 16 años, gratis. Clientes de La Caixa, entrada gratis a las exposiciones y 50% de descuento en las actividades . Visitas en familia, los sábados a las 12.00h.
http://conpequesenzgz.com/2015/10/exposiciones-numeros-de-buena-familia/

 

 

 


Rosa Balaguer. Periodista, madre con patas que corre delante y detrás de sus churumbeles. Apasionada de sus hijos, de las cosas bonitas y de la vida en general. Apunta en un cuaderno las “perlas” de sus pequeños filósofos, convencida que algún día será su bestseller. Media naranja de conpequesenzgz

RELATED POST

  1. Marta

    24 Noviembre

    Nosotras fuimos en agosto y nos encantó. Había cosas muy entretenidas, y para los niños, aprenden y se divierten!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
Síguenos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies