Con peques en Zgz ©2017
READING

Hemos probado. Arenero para juegos.

Hemos probado. Arenero para juegos.

Hace unas semanas se pusieron en contacto con nosotras desde Wickey, una empresa alemana que comercializa online juegos de jardín en madera y muebles para habitación de niños.

El ofrecimiento era curioso y muy tentador. Nos daban para probar un cajón de arena para que pudiéramos contar nuestra experiencia en el blog.

Lo primero que pensé al ver el asunto fue en un cajón de arena para gato, no en vano mi gata lleva conmigo 15 años  y es lo primero que me viene a la cabeza, antes incluso que la playa. Pero leyendo como debe ser el email (y no en diagonal como acabo haciendo la mayor parte del tiempo) vi que el cajón de arena que me ofrecían era uno enooorme para llenarlo de arena y pringarnos hasta las orejas y poder hacer de croquetas.

Si me lo hubieran ofrecido de cría hubiera alucinado, y ahora que soy mayor pensé, acertadamente, que encantaría a mis hijos, así que hubo pocas dudas y dije que sí.

Antes de confirmar el sí estuve navegando por su web y vi auténticas maravillas que tienen. Hay varios modelos de areneros, pero tienen unos parques alucinantes, toboganes y unas casitas de jardín que son re-que-te-bo-ni-tas.

También venden literas y camas, de madera, haciendo formas, como barcos piratas que son preciosas y súper-apetecibles.

Estuvimos pensando en ponerlo en la terraza de casa, pero al final lo descartamos por ser más complicado de mantener en condiciones, y lo usaremos en un jardín familiar durante los meses de buen tiempo. Si es que este año la primavera acaba haciendo aparición por aquí…

Tras confirmar que muy gustosamente probaríamos el sandpit, lo recibimos.

Llegó enseguida, en tres días, perfectamente embalado. Nada más abrirlo vimos que la madera tenía muy buena pinta, y se veía, tal y como nos dijeron, tratada para que aguante el exterior.

Aquí confieso algo, eché a faltar un elemento muy importante. ¿Y la arena?

Y señor esposo dijo, ¿cómo van a enviar la arena si vamos a necesitar un montón?

Y sí, mirando más detenidamente las instrucciones en la web, vi que harían falta unos cuantos kilos. Tras el susto inicial y tras hacer indagaciones vi que la arena abulta, sí, pero es bastante económica. Nosotros hemos optado por el momento por una arena de obra, de la fina, aunque en algún foro leí que la ideal sería de decoración de sílice (a unos 7 euros el saco de 25 kilos).

En nuestro caso la arena fina ha resultado perfecta y muy barata.

El montaje del cajón no fue sencillo, de hecho tuvimos que hacerlo en dos días porque no teníamos atornillador eléctrico, acostumbrados a los sucedaneos de madera de ikea, el trabajar con madera buena ya no es tan fácil, y los tornillos no penetran como si fuera mantequilla.

Arenero wickey

Así que es un juguete ideal para los que os encante dedicar tiempo al bricolaje, porque hay que montarlo “de verdad”. Lo que son las piezas ya no es tan complicado, y todo encajó a la perfección.

Uno de los plus del cajón, aunque le añadió algo de dificultad al montaje, es que tiene una tapa para dejarlo cerrado cuando no se use, y cuando lo estamos usando, esa tapa, se convierte en dos bancos para que los niños (o nosotros si hemos de sacrificarnos y jugar allí con ellos 😀 ) se puedan sentar en ellos si no quieren (o no queremos) mancharse de arena los traseros.

Así pueden jugar de manera más limpia, pero sin descartar el modo-guarris con todo el cuerpo metido en la arena.

Arenero wickey

Con el cajón venía (compra opcional, pero recomendable) una tela asfáltica para que haga de base, y en el caso de que lo montemos sobre césped o tierra, las raíces de los árboles o arbustos colindantes, no acaben invadiendo el espacio de la arena.

Arenero wickey

Y una vez montado, tras aguantar las expectativas, los peques no dudaron ni un segundo y entraron casi casi de cabeza.

Hasta el nuevo, que poca arena ha pisado de momento, y que apenas acaba de aprender a andar, en cuanto lo vio listo allí que fue con sus juguetes dispuesto a jugar y comer arena, como debe ser.

En resumen, un juego divertido para disfrutar del aire libre.

La madera tiene una garantía de 10 años, y los envíos son gratuitos a partir de 50 €. Este modelo está por los 110 €, pero ahora mismo está de oferta y cuesta algo más de 70 € (envío gratis).

Es buena inversión porque se ve de buenísima calidad y además de por material, por el juego en sí, es algo que nos va a durar años y que vamos a aprovechar bastante.

Jugar con arena es beneficioso además para desarrollar tanto la motricidad fina como la gruesa. Es un juego creativo y que no se agota nunca, y para mis peques, en las edades en que están aporta muchos beneficios.

Y quita rato a la tele.

ACTUALIZACIÓN, junio de 2016. Lo retiro, no os compréis la arena barata de obra. Merece la pena gastar un poco más y rellenarlo menos, con arena de sílice. La de obra tiene pegas como que si se moja tarda infinito en secarse (aunque se pueden hacer castillos muy majos), y mancha muchíiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiisimo.

😛

Arenero wickey


Mónica Anchelergues. Mamá de un pequeño terremoto que vino a mi mundo en 2011, y un bebé, el nuevo, de 2015. Publicitaria y marketiniana, trabajando dese el siglo pasado en el mundo online, soy una de las mamás que está detras de conpequesenzgz. También comparto piso con una gata y una perrita.

RELATED POST

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
Síguenos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR