Con peques en Zgz ©2017

Lo confieso: soy cabezuda

 

Soy zaragozana hasta el túetano, testaruda, me gusta correr y que me encorran…. lo confieso: ¡soy cabezuda!

Las Fiestas del Pilar tienen dos cosas especiales sin las cuales no habría fiestas para mí: la Ofrenda de Flores y los Gigantes y Cabezudos. Puede haber mejores o peores conciertos, más chiringuitos, espectaculos, zonas de animación… pero si no hay baturros con flores a la Virgen y la Comparsa recorriendo las calles, para mí, no hay pilares. Desde que tengo uso de razón, mis padres me han vestido de baturra y me han llevado a ver a los Gigantes. Y lo mismo hago yo con mis hijos. Porque en esta sociedad que avanza tan rápidamente y que nos pone en peligro constante de quedarnos desactualizados, considero importantísimo, no sólo mantener las costumbres que nos dan personalidad histórica, sino el poder compartir con nuestros hijos sentimientos que, por muchos años que pasen, permanecen intactos en los corazones de muchas generaciones. Porque eso es lo que causan los Gigantes y Cabezudos, un sentimiento temor/amor que atrae irremediablemente a la chiquillería.

Esa fascinación por la Comparsa, que cada octubre veo reflejada también en mis hijos, me llevó hace tres años a intentar hacer una recopilación histórica de los orígenes y anécdotas que envolvían a estos personajes, adaptada para poder ser contada y compartida con los niños. Y así surgió la “Pequeña Guía Ilustrada de Gigantes y Cabezudos de Zaragoza”, que con las maravillosas ilustraciones de Beatriz Barbero Gil y gracias al apoyo del Ayuntamiento de Zaragoza, vió la luz en octubre de 2014.

portada

La publicación puede adquirirse en las librerías zaragozanas

Los meses de preparación del libro, no puedo calificarlos de trabajo; fueron una delicia apasionante en los que hasta tuvimos la ocasión de poder visitar a los gigantes en sus “casas”, los talleres municipales donde se guardan.

img_4484

Bea Barbero-Gil (ilustradora), servidora y Claudia Caracoche (diseñadora gráfica) visitamos la “casa” de los gigantes

img_4489

El General Palafox, muy educado él, nos dio la mano al llegar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

,

Conocer sus entretelas, sus cuidados y hasta meternos en su piel fue un privilegio. Allí pudimos tocarlos, ver el cariño con que son cuidados y ponernos un cabezudo para comprobar que portar semejante teztuz y correr a la vez, es una ardua tarea.

,

img_4456 img_4457

 

 

 

 

 

 

 

,

Fueron unos días bonitos, que no olvidaremos, los de los preparativos de la publicación y los de la posterior promoción de la misma, que nos permiteron hasta conocer a Domingo Carrillo, la persona de carne y hueso que desde hace 31 años encarna al Morico, uno de los cabezudos más populares.. Días de mucha búsqueda bibliográfica para descubrir anécdotas e intentar acercar a los niños zaragozanos no sólo la historia de estos personajes tan queridos, sino curiosidades desconocidas para los que llevamos años encorriendolos, como cúanto pesa un gigantes, cómo se fabrican, el origen del Tragachicos, quienes eran los cabezudos que han desaparecido, quienes son los caballicos…

con-domigo

Domingo Carrillo, entrañable dentro y fuera del Morico

img_4487

En la piel del Robaculeros…. ¡qué agobio!

 

 

 

 

 

 

,

 

 

 

 

 

.

Dos años más tarde la aparición de la Guía, la publicación sigue viva, a pesar de que en ella falta la última incorporación a la comparsa, la Cigarrera, que “nació” en el 2015. Este año, el libro ha llegado a los colegios zaragozanos para que los niños puedan trabajar conocer la historia de la Comparsa con ellibro y fichas didácticas adaptadas con las que aprenden en las aulas la historia de su ciudad (aquí podéis descargar todos esos trabajos para que además de hacerlos en las clases, podáis hacerlos también desde casa).

Dos años en los que todo y nada ha cambiado. Nuestros niños se van haciendo mayores pero la misma emoción que sentíamos entonces, sentimos este domingo cuando nos reencontramos con la comparsa en su primer día de recorrido, en el Parque del Agua. Es alucinante el cariño que traspasa el cartón. A través del agujero por el que respiran, sólo vemos los ojos de quienes van dentro, pero es suficiente para darnos cuenta de que sonríen con la mirada. Atras han quedado nuestros tiempos mozos en los que corríamos como descosidos delante de ellos. Ahora es tal la marabunta de gente que les rodea que no tienen espacio para correr, el látigo es sólo un adorno y ya sólo saludan y se hacen fotos con los niños. Las fustas han quedado aparcadas y han dado paso a los selfies.

foto-9-10-16-11-51-00

La Forana, que esteaño cumple 100 años de casada con el Forano

foto-9-10-16-11-42-53

Desde hace 31 años, Domingo sonríe con los ojos a través de El Morico

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

,

Quizás al año que viene sea el momento de reeditar la Guía y así podremos leer también la historia de la Serafina, la Cigarrera del Tubo que se convirtió en cabezuda rodeada de controversia, o la de las Bodas de Hueso de los Foranos, que este año celebran los 100 años de casados.

Seguro que de aquí a entonces, algo más habrá pasado. Pero en el fondo, todo seguirá igual en esos corazonas de cartón piedra. Y eso es lo que nos gusta. Que aunque todo cambie, el cariño siga intacto.

foto-9-10-16-11-47-27

 


Rosa Balaguer. Periodista, madre con patas que corre delante y detrás de sus churumbeles. Apasionada de sus hijos, de las cosas bonitas y de la vida en general. Apunta en un cuaderno las “perlas” de sus pequeños filósofos, convencida que algún día será su bestseller. Media naranja de conpequesenzgz

RELATED POST

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
Síguenos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies