Con peques en Zgz ©2017
READING

[Hemos probado] Aprendiendo a pedalear con el smar...

[Hemos probado] Aprendiendo a pedalear con el smarTrike Voyager

Paseando con el smarTrike

 

Los que tengáis más de un peque lo sabéis ya: cada niño es un mundo. Sus gustos, su carácter, el cómo crece, cómo aprende… Todo lo que te ha servido para el primero puede que a la llegada del segundo se desbarate y no sirva de mucho la experiencia.

En nuestro caso nos está pasando con muchas cosas, un ejemplo el carro o cochecito. El mayor ha sido un gran fan de su carro (tanto el primero como la silla ligera). Pero el segundo ha salido más inquieto y enseguida ha intentado deshacerse de él. En cuanto empezó a andar cada vez nos ha costado más subirle al carrito para ir de un sitio a otro, prefiriendo andar.

A tan corta edad es un poco locura pretender ir andando con un bebé, sobre todo si tienes prisa así que empezamos a plantearnos alternativas sensatas.

Un día, de casualidad vi expuesto un smarTrike, y me llamó mucho la atención porque era muy bonito y se veía bastante estable y resistente. Tenía más la idea en la cabeza del triciclo como juguete, pero su robustez me hizo cambiar la imagen que tenía,  ahí empecé a informarme sobre el mundo de los triciclos evolutivos.

Un plus era también la experiencia con el mayor, que había tenido de muy peque una bici de equilibrio, con la idea de que aprendiera más rápido a ir en bicicleta pero nos hemos dado cuenta de que al no tener pedales y luego coger una bici que sí tenía, no sabía muy bien qué hacer para hacerla rodar. Así que ese punto fue otro argumento para pensar en un triciclo.

De todos los que estuve mirando el que más me convencía era alguno de los modelos de smarTrike, que además fue el primero que vi. A través del blog me ha surgido la oportunidad de poder probarlo y no puedo estar más contenta.

Os cuento un poco sobre la marca.

Es una marca pionera en ofrecer este tipo de triciclos. La empresa nació hace ya 10 años, con una idea visionaria que ha cambiado la forma en la que la gente percibe los triciclos o carritos para peques. Está presente ya hasta en 70 países distintos.

Como nos cuentan desde smarTrike: “La novedad de la idea versaba en la experiencia de dirección de los triciclos, trabajando continuamente con la mejor tecnología para convertir esa experiencia en algo simple e intuitivo que favoreciese el desarrollo psicomotor los más pequeños. El objetivo principal es conseguir que los niños disfruten del exterior, que exploren mundo, y que desarrollen nuevas habilidades a la vez que construyen su confianza consigo mismos.”

Es más que un triciclo o un carrito, es un juguete completo. Los beneficios además de un triciclo pasan por la estimulación y también la adquisición de habilidades motrices a edad temprana.

Para conocerlo mejor, vamos a ver ahora nuestra experiencia con él.

El modelo que tenemos nosotros es el Smartrike Voyage: Se trata de un triciclo evolutivo 4 en 1 pensado para peques de entre 10 y 36 meses. Tiene una gran rueda giratoria delantera y además dispone de la tecnología Touch Steering® que permiten recorrer todo tipo de terreno sin demasiado esfuerzo.

El montaje es relativamente sencillo. A mi me costó 45 minutos más o menos, con él rondando y cogiéndome las piezas y cambiándomelas de sitio. Sí que hubiera agradecido algo más de explicación en las instrucciones impresas pues alguna parte no queda demasiado clara, pero lo solucioné con el visionado de los vídeos de su canal de youtube. Luego vi que en su página de facebook tienen también consejos de montaje.

Aún así es bastante fácil y rápido. Va incluida una llave y en principio no necesitaríamos nada más para montarlo. Con una persona basta para montarlo.  El triciclo es robusto pero ligero, no es como otros que se ven muy de plastiquete, este es metal en gran parte aunque no pesa apenas.

smar Trike triciclo evolutivo

Las piezas textiles son muy chulas y de buena calidad. El mío es azul, color denim (el vaquero de toda la vida) y el resto de las piezas en crema y grises.

Este modelo en concreto se adapta al desarrollo de los peques a lo largo de cuatro etapas, por lo que la vida útil del triciclo es bastante amplia, con varias opciones de uso:

  •  Etapa 1: desde los 10 meses el niño puede usar con seguridad los reposapiés y sentarse cómodamente en el asiento acolchado.
  •  Etapa 2: triciclo guiado: a los 18 meses, cuando el niño ya puede sentarse en posición vertical por su cuenta, con una simple barra de seguridad, permite que el niño comience a sentirse independiente.
  • Etapa 3: a los 24 meses, el viaje se convierte en un triciclo de entrenamiento, permitiendo que el niño aprenda a pedalear.
  • Etapa 4: a los 30 meses el niño ya estará listo para que se pueda retirar el mango de los padres, de forma que el niño pueda pedalear independientemente, dirigir por su cuenta, ganar confianza, y desarrollar habilidades motoras.

.

Al cogerlo él con los dos años recién cumplidos y sin experiencia previa en llevarlo, estamos un poco a caballo entre la etapa 2 y la 3. Lo estamos usando bastante como alternativa a la silla ligera, y él prefiere ir en “la bici” (así le llama, probablemente porque se parece más a la bicicleta de su hermano que a su carro). Aunque la mayor parte del tiempo lo llevamos nosotros dirigiéndolo con el mango está empezando a pedalear él solo y de forma bastante intuitiva.

Los pedales son antideslizantes, con un buen relieve para agarrar bien y el reposapiés puede plegarse a voluntad, según cómo vaya el niño. Vemos en esta foto el detalle:

pedales triciclo

Es muy cómodo de llevar, puedes desbloquear y bloquear la rueda delantera y guiarlo desde el mango.

Para ello simplemente accionaremos el botón rojo de la rueda delantera (abajo en la foto se ve)  girándola, y aunque el peque mueva el manillar dirigiendo el triciclo hacia la tienda de juguetes, por ejemplo, nosotros  con el mango mantendremos la dirección recta.

Conduciendo desde el mango el smarTrike muy ligero y no hay que hacer apenas esfuerzo, puede llevarlo sin problema incluso otro niño. Además como lleva las barras laterales de protección (que también podemos quitar más adelante), no hay peligro de que de repente se te levante y eche a correr. Las barras se quitan para peques más mayores o en entornos seguros y sin coches.

También tiene cinturones de seguridad de tres puntos, importante cuando son más peques, pero nada superfluo también con esta edad ya.

triciclo evolutivo para bebés

Si os fijáis en la foto anterior, en la del centro, es visible a través de la ventanita el amortiguador. Hace que la conducción sea cómoda y sin andar dando botes. Va realmente suave y a mi me está costando mucho menos llevarlo que con la silla ligera que tengo que hacer mucha más fuerza. Incluso salvando bordillos. Esto también lo hace ideal para cualquier tipo de terreno. Lo hemos llevado por asfalto, césped y también por tierra y ningún problema. Va muy suave.

El smarTrike Voyager se completa con varios detalles: una cesta de plástico trasera con su tapa, una gran bolsa para llevar enganchada detrás en la que meter juguetes y un bolsito pequeño para el “mango” en el que es muy cómodo por ejemplo poner el móvil o cualquier cosa que necesitemos llevar a mano. Las dos bolsas pueden ponerse y quitarse con facilidad. Son muy prácticas, y ya sabéis que con niños acabas cargando de todo. Eso sí, no es un remolque, hay que tener cuidado con los pesos, sobre todo si vamos a dejar al peque que lo maneje él.

Además lleva un parasol de quita y pon para que proteger al peque del sol en sus paseos. También incorpora, y esto les encanta a los pequeñajos, una cestita para poner su botella de agua en la parte delantera.

 

Textiles y almacenaje
Todos los modelos de smarTrike en España se pueden encontrar en tiendas como El Corte Inglés o en Eurekakid, Juguetilandia y en PL Ociotrends. Tienen varios modelos que abarcan varios precios, desde los 90 € aproximadamente.

Si tenéis pensado comprarlo para bebés más peques, es interesante alguno de los modelos que permiten reclinar el asiento para que puedan ir más apoyados e incluso dormirse.

Después de haberlo probado lo recomiendo sin duda y es un buen regalo para bebés que va a tener mucho uso y recorrido en sus primeros años.

Mi mini va encantadísimo:

smartrike


Mónica Anchelergues. Mamá de un pequeño terremoto que vino a mi mundo en 2011, y un bebé, el nuevo, de 2015. Publicitaria y marketiniana, trabajando dese el siglo pasado en el mundo online, soy una de las mamás que está detras de conpequesenzgz. También comparto piso con una gata y una perrita.

RELATED POST

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
Síguenos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies