Con peques en Zgz ©2017
READING

Norte de Italia, con peques y abuelos.

Norte de Italia, con peques y abuelos.

Hoy escribe en nuestro blog nuestra colaboradora de conPequesenZgz.com, Silvia Lanuza.

Nos ha venido contando en la agenda rutas y excursiones interesantes cerca de Zaragoza para hacer con los peques. En esta ocasión nos trae una ruta para hacer con peques, pero un poquito más lejos, en Italia. Y además de con los peques, nos llevamos a los abuelos.

Unas vacaciones en familia que pintan pero que muy bien. ¿ Lo vemos?


El más difícil todavía: vacaciones con abuelos y nietos. Vacaciones por el norte de Italia. (Desde Zaragoza: avión en línea de bajo coste y coche de alquiler.)

Que el título os anime a conseguirlo, es una gran oportunidad para salir de la rutina familiar y un regalo para esos abuelos entregados que nos ayudan todo el año en congeniar el horario laboral, el calendario escolar, las extraescolares, las visitas al pediatra y otros imprevistos. Así que aquí va nuestra recomendación de vacaciones por el norte de Italia: un destino fácil de recorrer, de admirar el arte, de disfrutar en el plato y con un idioma cercano.

La propuesta de viaje es un recorrido por las bellísimas ciudades que se encuentran entre Bérgamo y Venecia pasando por Verona, Módena, Bolonia, Rávena, Ferrara, Padua y los lagos Garda e Iseo. Todas las ciudades están tan próximas que se puede elaborar un circuito de manera sencilla y de cortos trayectos.
Nuestro itinerario comienza y acaba en Bérgamo, dónde llegamos en avión desde Zaragoza en línea de bajo coste. Después alquilamos un coche con gran maletero pues además de maletas debía caber la sillita.

  • Día 1: Bérgamo.
  • Día 2: A Verona: 1h 20min. Después pasamos por Mantua y para llegar a dormir a Módena: 1h45m
  • Día 3: A Bolonia: 1h. dormir en Bolonia
  • Día 4: Desde Bolonia excursión a Rávena: 1h. Volver a dormir a Bolonia.
  • Día 5: De Bolonia a Ferrara: 50min. Después a Padua: 1h. Y llegar a Venecia: 40 min.
  • Día 6: Venecia.
  • Día 7: De Venecia a Padua 40min. Después a Vicenza 40min. y a Verona 45min. más. De aquí en 15 min. más al Lago Garda. Dormir.
  • Día 8: Por el Lago Iseo 50min. a dormir a Bérgamo 1h.20min.

 

Italia Norte

 

Este viaje puede ser tan largo como queráis ya que cada lector@ puede acomodar a su gusto las paradas y noches de alojamiento. Depende de cuánto os guste el arte, del presupuesto y del bienestar de los viajeros.
Os detallo sólo unas líneas de lo imprescindible de cada ciudad confiando os sirva de inicio para organizar vuestra escapada más o menos larga.

Bérgamo: merece una visita en profundidad que no hay que evitar pensando que es sólo la ciudad donde aterrizamos. Bérgamo tiene dos ciudades: la alta y la baja, la alta medieval, complemente bella y la ciudad baja amplia y moderna producto del crecimiento urbano. La ciudad alta se articula en torno a los dos ejes N-S y O-E, con esto es sencillo situarse. A la parte alta y amurallada se accede a pie por una de sus puertas o en funicular: recomendable y barato. Cualquier rincón es digno de admiración, la basílica, la catedral, la torre del reloj, palacios, fuentes y pastelerías. Un recorrido pausado para todos y con numerosos bares, no tan caros, para sentarse.

Bergamo con peques

Verona: en la ciudad de Romeo y Julieta obviamente hemos de visitar el famoso balcón donde se brindaban recíproco amor. El lugar está siempre abarrotado de personas, pero la visita es rápida así que no es del todo agobiante. Un delicioso paseo por la ciudad nos llevará hasta el anfiteatro: el Arena de Verona. Varios miles de años entre sus piedras, recomendable visitarlo por dentro y aún más disfrutar de alguno de los conciertos y óperas.

 

Módena: la plaza, su catedral y la torre Ghirlandina son Patrimonio de la Humanidad Toda una belleza. La inmensa plaza es fotografiable desde cualquier ángulo, aunque para tomar un buen refresco y un helado es mejor callejear por el centro histórico.

Bolonia: 1 día y medio: ciudad que sorprende al turista porque solo espera encontrar montones de estudiantes. La visita ha de comenzar en la plaza Mayor, rodeada de palacios y con la iglesia de san Petronio. Continuar por la plaza de santo Stefano, donde un conjunto de 7 iglesias esconde una curiosa historia con diablo incluido. La ciudad llegó a tener cien torres, en la actualidad dos son sus iconos: torre Garisenda y la torre degli Asinelli, ésta tiene casi 500 escalones pero las vistas los merecen.

Rávena: sus excelentes mosaicos son únicos en el mundo, por ello hay que ir y visitar la gran colección de mosaicos del s.VI que alberga la Basilica di San Vitale. Dentro se está fresquito y hay bancos de piedra, se puede estar un rato y jugar con los peques narrando historias inventadas acerca de los personajes.

Ferrara: ciudad medieval que vivió un excelente Renacimiento. Su trazado la convierte en la más antigua ciudad moderna del mundo. Existe una ruta para pasear por sus calles medievales, bastará con caminar un rato hasta que nos cansemos. Habrá que visitar también la preciosa catedral dedicada a San Jorge, (¡viva!)

Padua: en la ciudad del renombrado santo visitaremos la Basílica de San Antonio de Padua, y la Tumba del santo nacido en Lisboa. Un tranquilo paseo nos llevará a recorrer y descansar en la bella y gran plaza ovalada “Patro della Valle”, rodeada de un canal con hileras de estatuas y amplias zonas de verde, resulta un conjunto armonioso y pacífico. Cerca hallaremos la basílica de santa Agustina. Padua sorprende y se disfruta con menos turisteo que otras bellas ciudades.

Venecia: 1 día y medio. Recorrer esta ciudad llevaría unas vacaciones completas, pero haremos lo posible por captar su esencia en pocas horas: obligada es disfrutar de la plaza de San Marcos, entrar en la basílica, ver la torre del reloj. Visitar el Palacio Ducal, pasear por el puente de los Suspiros, montar en vaporetto (el servicio de bus, por agua claro), en góngola si quieres ser espléndido o en traghetto que es una góndla que sólo cruza de orilla a orilla. Venecia está llena de puentes y canales, escalones, subidas y descensos así no es recomendable llevar carrito de bebé sino mochila delante o detrás según el peso del peque. 😉

 

venecia

 

Vicenza: para los amantes de la arquitectura esta ciudad es Palladiana, con esto ya está todo dicho. Para quienes solo posean unas horas la recomendación es la basílica y la preciosa escalinata. Cualquier calle y soportal ofrecen bares y heladerías.

Lagos Garda e Iseo: En Sirmione del Lago Garda se puede tomar un barquito para recorrerlo y llegar a las ruinas romanas llamadas “cuevas de Catullo” que fue una villa romana muy cubierta de vegetación que quedaba oscura, pero no es una cueva. Vivió allí el poeta Catullo, y la villa conserva el nombre. No lejos está una de las casas de María Callas, que identifican más los abuelos, claro.

 

Es esta una muy resumida versión de visitas turísticas entre las que intercalar descansos en los parques, paradas en bares y heladerías, museos, visitas guiadas, teatralizaciones nocturnas, bus turístico, actividades para niños, hacer un recorrido en barquito por los lagos, en vaporetto por Venecia y en el funicular de Bérgamo; echar moneditas en fuentes de los deseos, hacer un picnic, subir a la torre del reloj, pasear por los mercadillos de las plazas: flores, quesos, fruta, embutidos y pizza recién horneada.

Serán unas excelentes vacaciones de las que guardaréis muy buenas fotos.


RELATED POST

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
Síguenos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies