Con peques en Zgz ©2017
READING

Peques en cuarentena y confinados. Cómo sobrelleva...

Peques en cuarentena y confinados. Cómo sobrellevarlo (mejor)

Un año después de que comenzara todo seguro que os ha tocado (al menos) una vez algún confinamiento en casa. O bien por contacto con positivo o por positivo.

Cuando el único que está confinado es un peque todo se complica un poco. Dependiendo de la edad será más o menos dificil, pero podemos prepararnos para llevarlo de forma más sencilla y ayudar a los peques a pasar estos días más tranquilos.

Para conocer cómo podemos afrontar esta situación hemos hablado con los profesionales de ASAPME, la Asociación Aragonesa Pro Salud Mental. Con ellos hablamos ya en otra ocasión para pedirles consejo durante abril, en el confinamiento del año pasado (podéis leer el post aquí conpequesenzgz.com/2020/04/hablamos-con-asapme/)

Les hemos planteado varias cuestiones que nos han respondido en equipo Cristina Sachez Roldán (TS Social), Pilar Cutando Carranza (psicóloga), Oneida Azón Ginés (psicóloga), Silvia Per Luzón (psicóloga) y Manuel Martínez Pérez (psicólogo)  

Os recomendamos su lectura, nos ayudará mucho en el caso de que nuestros peques tengan que pasar “solos” una cuarentena en sus habitaciones.

¿Cómo explicarles que es importante que estén aislados en sus cuartos, por muy difícil que sea?    

El aislamiento completo no se suele contemplar en el caso de los alumnos de educación primaria, por lo que no es un tema preocupante hasta, aproximadamente, los 12 años de edad. A esta edad los chicos, en principio, son los suficientemente maduros como para comprender la importancia de lo que estamos viviendo y entender la responsabilidad que conlleva protegerse a uno mismo y a las personas de su entorno.

No obstante, no está de más mantener una conversación sincera y honesta con ellos acerca de la necesidad de realizar adecuadamente el aislamiento, enfocándolo como algo temporal y pasajero y validando los sentimientos de miedo, tristeza o preocupación que puedan albergar.     

¿Cómo hacerles más fácil el aislamiento?    

Es importante, en la medida de lo posible, que sigan sintiendo que están “conectados” con las personas de su entorno, especialmente familiares y amigos, y que su vida no se ha paralizado como consecuencia del aislamiento. Mantener unas rutinas diarias, con tiempos para el estudio y el descanso, favorece la capacidad de adaptación del menor a una situación compleja.

Además, puede resultar una oportunidad para estrechar vínculos afectivos y potenciar de una manera más creativa nuevas formas de demostrarles nuestro afecto.  

¿Cómo suplir en este tiempo los abrazos y el contacto físico?    

Nada puede sustituir el contacto de físico con los seres queridos, pero en estos casos hay pequeños detalles que pueden ayudar al/la menor a sentir a los suyos un poco más cerca: dejar una simple nota en la bandeja de la comida, por ejemplo, les ayudará a llevar esos días sin abrazos ni contacto físico. ¡Incluso puede llegar a ser divertido!  

¿Qué tipo de actividades podemos proponerles para que hagan cosas variadas durante el día?     

Se puede ser más benévolo con el tiempo de uso de pantallas y/o videojuegos, pero nunca perder de vista el hecho de que estos usos han de estar regulados mediante unos límites predeterminados, con o sin confinamiento.

Potenciar lectura o, en caso de los más pequeños, el uso de los juguetes manipulativos. Tratar de pensar lugares (lejanos a cercanos) a los que ir cuando la pandemia sea cosa del pasado puede ser un buen entretenimiento si le retamos a conseguir la máxima información respecto a dichos destinos.  

Si surgen miedos a enfermar, cómo ayudarles si el miedo que tienen es haber contagiado a alguien querido (abuelos, por ejemplo, o hermanos…)     

EXPLICAR, de forma adaptada y que nos aseguremos que lo van a entender, cómo funciona el virus y los motivos por lo que es tan complicado saber cómo y cuándo se puede contagiar alguien. Crear espacio de confianza para que pregunten todo lo que se les ocurra al respecto, por tontería que les parezca, para averiguar qué es lo que conocen sobre el tema y así asegurarnos de que no se montan películas en la cabeza.    

Por otro lado, ayudarles a sentir que pueden llevar el control en algunos aspectos (lavado de manos, mascarillas, distancia de seguridad…), y que se está avanzando en el tema (vacunas, organización hospitalaria…), pueden ayudar a mitigar y afrontar algunos de esos miedos y preocupaciones.  


Mónica Anchelergues. Mamá de dos pequeños terremotos que llegaron a mi mundo en 2011 y en 2015. Publicitaria y marketiniana, trabajando dese el siglo pasado en el mundo online, soy una de las mamás que está detrás de conpequesenzgz. También comparto piso con una gata y una perrita.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

INSTAGRAM
Síguenos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies