Con peques en Zgz ©2017
READING

¿Cómo debe ser la rutina de un niño?

¿Cómo debe ser la rutina de un niño?

¿Os pasa que antes de tener niños pensabais que iba a ser muy fácil organizar el día a día de la familia? ¿Os habéis dado cuenta de que es casi imposible jerarquizar el tiempo y poder dedicar a cada cosa su ratito?

Los entrenamientos del fútbol del pequeño, el estudio de la mayor que ya tiene exámenes “gordos”, la ración diaria de videojuegos de todos, la visita al teatro o el apoyo escolar que necesita el mediano se van comiendo el día a día y es complicado gestionarlo.

Pese al caos que supone tener un bebé en casa, cuando son pequeños es bastante fácil llevar las rutinas diarias ya que las horas se van marcando a partir de las tareas que los adultos hacemos con ellos.

Pronto ven que tenemos pautas y rutinas que nos permiten organizar el tiempo de la familia, aunque en sus primeros meses no tienen percepción del tiempo como tal.

En cuanto empieza la escuela infantil, estas rutinas aún se marcan más y pueden ir distinguiendo también cómo pasa el tiempo y que no todos los días son iguales.

estudio y rutinas de los peques

Apoyo escolar necesario

Pese a planificar muy bien la rutina de nuestro hijo, muchas veces vamos a necesitar un profesor particular que llegue donde nosotros no llegamos. Por falta de tiempo o porque nosotros mismos no sabemos. Para ello, podemos contar con plataformas como GoStudent que nos pueden echar una mano. GoStudent es una plataforma de aprendizaje digital, donde las clases particulares se llevan a otro nivel más accesible y personalizado en la que podrás elegir el profesor ideal para tu hijo. Podemos elegir cursos y tutores. Está disponible para todos los rangos de edad.

Se trata, también, de una buena solución si en casa tenemos peques que ya comienzan a no querer estudiar. Y es que, con tantas tareas chulas que hay para hacer, acaban siempre dejándolo para el final. Por este motivo, es positivo establecer rutinas desde pequeños para que tengan curiosidad por aprender cosas nuevas y que todo sea un proceso de aprendizaje continuo.

Establecer rutinas

Para ellos las rutinas son importantes, les aportan sobre todo seguridad y les hace sentir que pueden anticiparse a lo que va a ocurrir, simplifica todo su entorno. Se trata de algo importante en su desarrollo y también en su aprendizaje. Además, esto sentará las bases de las rutinas en el futuro, cuando ya sean clave para que puedan organizar su tiempo de estudio y ocio ellos mismos.

Al ir creciendo, las rutinas les van a ayudar a enfocarse en sus tareas y también a disfrutar del ocio y de su tiempo libre. Pero, ¿cuándo debemos empezar a establecer rutinas en casa?

Desde la primera infancia podemos crearles tablas sencillas que les ayuden a diferenciar las tareas habituales. Pueden ser con dibujos, aunque está bien que lo hablemos con ellos y sea una tarea compartida. Por ejemplo, leer, dormir, comer, hora del baño, hora de la tele… Cuando van creciendo podremos añadir la hora de las pantallas. 

Para que la interioricen y la acepten de buen grado, nos vamos a apoyar en la disciplina positiva. Vamos a preguntarles qué tareas prefieren y qué hacen antes de llegar a una que les guste menos. Por ejemplo, si sabes que la hora de ir a la cama no la ven con muy buen grado, que nos cuenten todas las rutinas que tienen antes de eso (lavarse los dientes, leer…). Lo incluimos todo en la tabla y dejamos que lo tengan bien visible, así serán ellos quienes se sientan responsables de ir haciendo todos los días esas rutinas.

Ganan en confianza y evitamos gritos y riñas. Y cuando vayan creciendo podemos repetir y añadir sus rutinas nuevas.

En internet podemos encontrar muchas tablas de rutinas para imprimir, pero lo mejor es hacerla propia y adaptarla a los ritmos de cada casa. O recortar rutinas de varias y construir una nueva.

Cuando tenemos niños un poco más mayores que ya tienen que poner más interés en los deberes y menos en las pantallas, éste puede ser un punto de conflicto. Si hemos hecho este trabajo antes, será más llevadero.

Hasta los primeros años de cole las tareas diarias se centran en el juego, los mimos y en el cuidado del hogar y de sus cosas. ¡Cuanto antes aprendan a colaborar mejor! Cuando crecen aparece ya el estudio, tarea que poco a poco les irá llenando más su tiempo.


RELATED POST

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

INSTAGRAM
Síguenos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies