Con peques en Zgz ©2017
READING

Un estudio calcula el valor económico de los cuida...

Un estudio calcula el valor económico de los cuidados en Aragón.

Los cuidados, algo tan esencial como poco valorado en la sociedad. Gestión del tiempo, de la economía, de los afectos… Ya no es solo el poner el lavavajillas, o pasar el aspirador. Implica también actividades como pensar en el menú semanal y gestionar su compra y conservación o tener en la cabeza que caduca el DNI del niño y hay que pedir cita y hacer fotos. Mil y una horas y horas diarias de tareas empleadas en cuidarnos mutuamente y manteniendo el hogar, el equilibrio, la organización… Y también la ayuda que recibimos de los abuelos en el cuidado de los más pequeños y de la misma forma, los cuidados hacia nuestros mayores cuando lo comienzan a necesitar.

¿Os suena el término “carga mental”? Seguro que sí, y más cuando hay personas dependientes en los hogares, por ejemplo, peques. ¿Cuántas veces hemos dicho lo de “esto no está pagao” por muy a gusto que lo hagamos?

No lo está, al menos de forma económica, pero también tiene un valor. ¿O no?

El Instituto Aragonés de la Mujer ha presentado un estudio que cifra en 14.092 millones de euros el valor económico de las tareas domésticas y los cuidados en Aragón, lo que equivaldría a un 37% del PIB autonómico. Este volumen dobla al de la industria y multiplicaría por cinco el valor del sector turístico. El informe concluye además que las mujeres emplean en estas labores un 33% más de horas que los hombres.

El trabajo -sufragado por el IAM y realizado por Paz Olaciregui Rodríguez, socióloga y politóloga por la Universidad Carlos III de Madrid- aspira a ofrecer una fotografía actual y lo más completa posible en relación con el valor económico (e indudablemente social) que tienen las tareas domésticas y de cuidados, muy necesaria y útil a nivel nacional y especialmente para Aragón.

Este trabajo pretende servir de punto de partida para posteriores investigaciones. La directora del IAM, María Goikoetxea, ha destacado la importancia de “dignificar y valorar estas tareas para ser consciente de lo que suponen”. “Cada vez es más frecuente escuchar la palabra corresponsabilidad. Se trata de un concepto que debemos interiorizar y hacer que se convierta en nuestro día a día. Es responsabilidad de las familias y las administraciones garantizar un reparto justo de las tareas del hogar que permita una emancipación real”, ha apuntado además Goikoetxea.

Los objetivos del estudio:

Diseñar una encuesta sobre usos del tiempo y trabajo doméstico en Aragón
Analizar las actividades diarias de los y las aragonesas, con especial hincapié en los sesgos de género y las desigualdades que provoca
Cuantificar el valor monetario del ‘trabajo reproductivo’ y otorgarle valor de mercado
Detectar y analizar, desde una perspectiva de género, las posibles causas de la distribución desigual de las tareas domésticas y de cuidados
Aportar recomendaciones y propuestas para que las políticas públicas que contribuyan a la promoción de la igualdad y la revaloración del trabajo reproductivo

bebé y mamá


El estudio:
Se han llevado a cabo 384 encuestas de carácter cuantitativo, tanto de forma online como presencial, con muy buena acogida. Antes se contactó con entidades y organismos de carácter social, vinculados al objeto del estudio, como asociaciones de mujeres o de vecinos, entidades comarcales u organizaciones sin ánimo de lucro.

Cabe mencionar que con el término ‘cuidados’ no nos referimos solo al cuidado directo de personas dependientes, sino a la gestión y cuidado de todos los miembros del hogar.

Hay que recordar que el PIB, un dato periódico sobre el estado de la actividad económica, no contempla muchas actividades, entre ellas las realizadas en los hogares (cuidados, limpieza, cocina, mantenimiento, etc.), porque este tipo de actividades no se intercambian en el mercado, pero sobre todo porque falta conocimiento entre los decisores políticos sobre su incidencia en el crecimiento económico.

En este caso se toma como dato el PIB de Aragón de 2019 para evitar las distorsiones provocadas por la crisis sanitaria del covid.

A su vez, para cuantificar el coste por hora trabajada en este campo se aplica el salario de las personas dedicadas a los servicios domésticos, un método ya empleado en numerosos estudios. Más en concreto, se sitúa en 7,55 € por hora efectiva trabajada.

Los resultados:


Con estas premisas, y a partir del número de horas invertidas por hombres y mujeres en los campos seleccionados, se determina que el trabajo doméstico corresponde con aproximadamente el 37% del PIB aragonés, en línea con estudios previos realizados en el País Vasco (27,7%), Galicia (37%) o el conjunto del territorio español (40%). En el caso de Aragón, ese 37% del PIB equivale a 14.092 millones de euros al año.

Por sexo, 21,2 puntos porcentuales corresponderían a mujeres y 15,2, a hombres; es decir, que ellas emplean en tareas domésticas un 33% más de horas que ellos.

Si comparamos el hipotético sector de los cuidados en Aragón con otras áreas económicas, vemos que sería el doble que la industria (19%) y cinco veces el turismo (7%). El mayor sector continuaría siendo el de Servicios y administración pública (58%).

Entre las conclusiones que extrae el estudio están también:

Las aragonesas dedican más tiempo a las tareas del hogar que los hombres. Lo hacen tanto en las capitales de provincia como en el resto de municipios, sin importar su situación laboral ni sus ingresos, y en todos los tramos de edad. A medida que la edad aumenta, más tiempo dedican al trabajo doméstico.


La proporción de trabajadoras a tiempo parcial y con salarios más bajos es siete puntos porcentuales mayor que la de hombres. En cambio, entre los empresarios con asalariados, la representación masculina es cuatro puntos mayor.

chicco love motion


Cuando los hombres declaran como ocupación ‘amo de casa’, dedican 4 horas diarias a las tareas domésticas; cuando son las mujeres, son el doble, 8. Solo los hombres viudos dedican una hora más.


Son ellas también las responsables de planificar, tomar decisiones, organizar y gestionar tiempo y tareas. Así, las mujeres soportan más ‘carga mental’, principalmente cuando en el hogar hay miembros a su cargo.

A pesar de esto, frecuentemente el 64% realizan más de una tarea a la vez, e incluso con la misma frecuencia combinan tareas domésticas con las actividades profesionales.


La posibilidad de conciliar vida familiar y profesional es muy alta para el 21% de los aragoneses, pero solo para el 14% de las aragonesas

Se evidencia una escasa capacidad para otorgar un valor monetario a las tareas del hogar. Se infravalora tanto la cantidad de tiempo dedicado como la cantidad de dinero que esas tareas podrían tener en un sistema monetizado


Mónica Anchelergues. Mamá de dos pequeños terremotos que llegaron a mi mundo en 2011 y en 2015. Publicitaria y marketiniana, trabajando dese el siglo pasado en el mundo online, soy una de las mamás que está detrás de conpequesenzgz. También comparto piso con una gata y una perrita.

RELATED POST

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

INSTAGRAM
Síguenos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies