Con peques en Zgz ©2017

Puy du Fou en familia. Temporada 2022

Visita al parque Puy du Fou con niños

El parque temático de historia en Toledo ya ha abierto de nuevo sus puertas.

El 19 de marzo Puy du Fou abrió sus puertas para recibir la nueva temporada. Tuvimos la suerte de ser invitados como prensa a esta jornada de apertura y os vamos a contar todas las novedades.

Para quien todavía no conozca muy bien el lugar, Puy du Fou, es un parque que tiene como eje principal la historia. Su hermano mayor, situado en Francia, supera ya los 40 años de actividad y éxitos. Se abrió en 1978 junto al castillo en ruinas de Puy du Fou, en la región de Países del Loira (a 2 horas y media de Burdeos).

Puy du Fou significa en francés antigua La colina de las Hayas. El parque español, del mismo nombre, se sitúa en Toledo, a diez km de la ciudad. En un bello entorno y en plena naturaleza.

Esta era nuestra primera vez y a lo largo de la jornada fuimos descubriendo todas las sorpresas que encierra. Lo primero que sorprende es lo grande que es. Nos recibe un gran parking desde el que vemos un castillo, pero poco más. Un camino nos lleva hacia la zona de taquillas, el Arrabal y la entrada con unas puertas imponentes.

Como era el primer día, la apertura fue especial. Erwan de la Villéon, consejero de Puy du Fou, fue el encargado de abrir las puertas junto con unos invitados muy especiales: un grupo de peques y sus familias de la Fundación NIPACE.  Un centro de referencia a nivel nacional e internacional en el tratamiento de parálisis cerebral infantil.

Todos fueron recibidos por una corte de personajes ilustres e históricos que esperaban a los peques para darles la bienvenida.

Una vez dentro del parque te ves inmerso en un pueblo medieval. Llama mucho la atención enseguida que todo es muy auténtico. No es cartón, es de verdad. Y está muy bien ambientado.

Puy du Fou no es un parque de atracciones, sí es un parque temático. Y todo está cuidado al detalle para tener una experiencia muy vívida. Tiene varias zonas, en cada una de ellas tenemos restauración y espectáculos. Y en la primera zona, además, tiendas.

Estaremos y pasearemos por la Puebla Real, en el Askar Andalusí, la Venta de Isidro (aquí hay animales de granja para regocijo de los peques) y en el Arrabal. Cada zona tiene sus características y están bien diferenciadas

Ahora mismo hay seis espectáculos (el espectáculo estrella, el Sueño de Toledo, se representará desde abril). Cada uno está una de las zonas y llevan horarios que se comunican a la entrada del parque (están los horarios del día para organizarse).

No os quiero contar demasiado porque merece la pena descubrirlo y sorprenderse. Aun que hice cientos de fotos no voy a poner casi para no estropear la sorpresa. Más emocionante.

El día que estuve comenzamos con el espectáculo “Cetrería de Reyes”, allí en las gradas puedes sentir las plumas de las aves rozándote la cara en un espectáculo muy impresionante. Tras ese fuimos a ver las aventuras de Lope de Vega en A pluma y espada.

Un espectáculo que comienza en un corral de comedias. Tal y como nos contó Erwan se deja ver que la parte artística tiene mucho peso en el parque. Es todo perfecto y cada espectáculo está cuidado al milímetro. Los aplausos y la cara de la gente al salir de cada uno de ellos lo atestigua.

Tras pasar un rato por las calles y caminos y comer un poco, nos fuímos a “Allende la Mar Océana”. Un recorrido inmersivo en el que nos sentimos como uno de los marineros de la expedición que llevó a Colón hasta América.

Veremos a Cristóbal Colón y a la reina Isabel la Católica. Y podremos sentir hasta el mareo de ir en el barco, el frío, la humedad y las penurias para acabar, literalmente, en un trocito de paraíso.

Cuando entraba yo, justo salía un niño con su madre, el peque tendría 10 u 11 años, y salía emocionado “Me ha encantado mamá, vamos otra vez a verlo por favor”.

Como último espectáculo nos quedaba “El último cantar”, en el escenario del inmenso castillo que nos recibe al llegar. Aquí el Cantar del Mío Cid nos lleva a través de la figura de Rodrigo Díaz de Vivar en el siglo . Impresionantes los escenarios. Hasta con el detalle mudejar que a los aragoneses nos sonará mucho.

La puesta en escena de todas las funciones es muy buena. En estos tiempos en los que estamos tan acostumbrados a efectos visuales, filtros, pantallas, etc está muy bien que te hagan sentir tan cerca el espectáculo.

Me faltaría por ver El Vagar de los Siglos y El sueño de Toledo (que acaba de ser nombrado Mejor Espectáculo de Europa). No tardaré mucho en volver por allí para verlo todo y ya estoy mirando cómo ir al de Francia.

Conclusión: recomendado.

Datos útiles:

La primera, una duda muy repetida. ¿Es Puy du Fou un parque para niños?

Sí. Y para mayores, vais a disfrutar sea cual sea la edad. Ir a Puy du Fou en familia es un plan que os va a gustar.

En esta ocasión fui sin mis hijos porque era una cita de prensa (un día de trabajo de los que gustan). Pero sí había muchas familias con bebés y peques y todos se lo pasaban bien. Los espectáculos, hasta los más pequeñajos, los veían con la boca abierta y ni se movían. Así que sí, no dudéis, les va a gustar y vais a disfrutar todos juntos.

Accesibilidad: es en gran parte un parque accesible a carritos y sillas. Hay pasos alternativos donde hay escaleras. A los espectáculos, por seguridad no se puede entrar con el carrito, se dejan en una zona habilitada.

Si podéis ir con mochila, mejor. Más cómodo. Pero con silla se puede ir bien también.

Aseos: Importante cuando vas con peques. Hay muchos y repartidos por todo el recinto. Aunque ojo que las distancias son largas, el parque es muy grande

Tiendas: hay unas cuantas tiendas. Os van a encantar todas. Que sepáis que saldréis de allí con una espada de madera o una ballesta. O si hay suerte, con un llamador de aves de barro (de los que se llenan de agua y cantan como un pajarito)

Los precios son bastante asequibles. Es decir, al contrario que en otros parques no cuesta un peluche de 5 cm 30€. Son precios “normales”

Podréis comprar libros, la sección librería tiene mucha variedad para peques y mayores. Casi todos con la temática histórica de fondo. Juguetes (lo dicho, armas medievales, espadas de madera, tirachinas, figuritas de caballeros y caballos…), alpargatas y sombreros, espadas de verdad (estamos en Castilla la Mancha), chuches, alimentación (cosas típicas de la zona. Embutido, vino, quesos…). Guardaros un ratito para las compras, que hay muchas cosas.

Descanso: Hay zonas con mesas para sentarse traquilamente a descansar. Alguna con zona infantil cerca para que salten y jueguen mientras los mayores descansamos.

Comida: Hay de todo y para todos los gustos. Bocadillos, comida de comer sentado, hamburguesas ricas a la brasa, cocina típica toledana… las opciones son amplias y seguro que os gusta alguna. Los precios no son descabellados

Organización del día: Mejor llevarlo un poco estudiado de casa. En la web publican el programa del día siguiente. Aunque no hayáis ido aún y no estéis muy familiarizados con las zonas, se ve bastante bien y os podéis hacer idea para planificar el día. También podéis descargar la app antes de ir.

Por ejemplo, el Allende la Mar oceana, al no ser un espectáculo, sino un recorrido, es más fácil encajarlo en el planning del día.

Los aforos de los espectáculos son enormes. No os agobiéis si veis mucha cola para entrar.

Temporada: Este año estará abierto hasta después de Reyes (noviembre, cerrado, pero vuelve para las Navidades). En primavera/otoño abre los fines de semana y festivos y jueves. Luego amplia a miércoles, pero no es un calendario muy regular, mejor mirarlo en la web.

Precio: Las entrada son 32€ para adultos, 24€ para peques menores de 13 años. Menores de 3 años, gratuito.

Se puede reservar para todo el día incluyendo el espectáculo nocturno por 50€ adultos, 43€ peques. Más adelante, en temporada se podrá reservar solo para ir por la tarde más el nocturno o solo para el nocturno (El sueño de Toledo).

Hay opción de reservar hotel + entradas

Además, por 12€ por persona podemos coger el pase emoción para tener acceso preferente a los espectáculos.

Entradas a Puy du Fou con descuentos en taquilla.com

Cómo llegar:

Por lo que vi, si eres de fuera de Toledo o Madrid, lo mejor es ir en tu propio coche. Está a 55 minutos de Madrid por autovía CM40 (Salida 13)

Hay transfer desde Toledo (pza del Granadal, 19€) y desde Madrid (29€ desde Neptuno)


Mónica Anchelergues. Mamá de dos pequeños terremotos que llegaron a mi mundo en 2011 y en 2015. Publicitaria y marketiniana, trabajando dese el siglo pasado en el mundo online, soy una de las mamás que está detrás de conpequesenzgz. También comparto piso con una gata y una perrita.

RELATED POST

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

INSTAGRAM
Síguenos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies