Con peques en Zgz ©2017
READING

Riesgos del alcohol durante el embarazo: Síndrome ...

Riesgos del alcohol durante el embarazo: Síndrome Alcohólico Fetal

Por Pilar Arruebo y Elisa Feijóo

La Asociación Española de Matronas (AEM) y Cerveceros de España han lanzado un año más la campaña ‘Porque él bebe lo que tú bebes’, una iniciativa que busca prevenir el consumo de alcohol en las mujeres embarazadas y concienciar de los riesgos que la ingesta de bebida alcohólicas puede suponer para la salud de los fetos y el recién nacido.

La nutricionista Andrea Calderón y la matrona Charo Sánchez fueron las dos principales ponentes. El pasado 29 de septiembre se debatieron aspectos como los riesgos del alcohol en el embarazo y la lactancia y la importancia de cuidar la alimentación durante estos periodos.

porqueelbebeloquebebes

Síndrome alcohólico fetal

En España, el inicio de consumo de bebidas alcohólicas es cada vez más mayor y se produce a una edad más temprana. Según datos de la “Encuesta sobre uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias en España ESTUDES 2021” en jóvenes de 14 a 18 años, los adolescentes empiezan a consumir alcohol a los 14 años de promedio.

A pesar de estas cifras,  la ingesta de alcohol es la principal causa de defectos congénitos del desarrollo en la Unión Europea. Aunque para muchos pueda parecer un hábito inofensivo, las bebidas alcohólicas pueden resultar muy perjudiciales en algunas etapas de nuestra vida. Una de ellas es el embarazo.

El consumo de bebidas alcohólicas durante el embarazo puede generar daños en el crecimiento de los órganos del futuro bebé o en su desarrollo cerebral, en ocasiones irreversibles. Entre algunos de los problemas se encuentran: problemas de corazón, riñones o huesos, Trastornos del Espectro Alcohólico Fetal (discapacidades físico-intelectuales),  o en los peores casos, incluso un aborto espontáneo o una muerte fetal

asoc española matronas

Aún así, un número importante de mujeres sigue consumiendo bebidas alcohólicas durante la gestación, con cifras de entre un 25% en España, un 35-50% en Holanda, o incluso más en Reino Unido e Irlanda.

El síndrome alcohólico fetal, es uno de los problemas derivados del alcohol que están más extendidos. Esta enfermedad es 100% evitable, es sencillo: cuanto más alcohol tomes mientras estás embarazada, mayor será el riesgo para el feto. El cerebro, el corazón y los vasos sanguíneos de los bebés comienzan a desarrollarse en las primeras semanas de embarazo, el consumo de alcohol puede puede producir el deterioro de los rasgos faciales, el corazón y otros órganos, como los huesos y el sistema nervioso central.

Si sospechas que tu hijo tiene síndrome alcohólico fetal, habla con tu médico lo antes posible. El diagnóstico temprano puede ayudar a reducir algunos problemas, por ejemplo, dificultades de aprendizaje y problemas de conducta.

Recomendaciones 

  1. No bebas alcohol si estás intentando quedar embarazada.
  2. Continúa evitando el alcohol a lo largo de todo embarazo. El síndrome alcohólico fetal es completamente evitable si las mujeres no beben alcohol durante el embarazo.
  3. Considera abandonar el alcohol durante tu edad fértil si eres sexualmente activa y tienes sexo sin protección. La mayoría de los embarazos no son planificados y se pueden producir daños durante las primeras semanas de embarazo
  4. Tienes un problema con el alcohol, busca da antes de quedar embarazada.

Alimentación e hidratación durante el embarazo y la lactanica

Seguir una buena alimentación e hidratarse frecuentemente son dos de los pilares que sustentan la base de la salud de cualquier persona. Durante periodos como el embarazo o la lactancia es aún más necesario prestar especial atención a la alimentación.

Es imprescindible no dejar de lado la alimentación equilibrada en el embarazo y durante la lactancia. Resulta esencial que las mujeres embarazadas o que han decidido dar el pecho una vez que su peque ha nacido entiendan que lo que consumen influye directamente en la alimentación de sus bebés. Por lo tanto, hay que seguir una dieta variada y equilibrada rica en nutrientes como calcio o hierro. Además, cuando una mujer da el pecho, se calcula que necesita unas 500 kilocalorías extra.

un momento de la charla
Andrea Calderón, nutricionista

A pesar de que la mejor dieta es aquella con la que uno mismo se sienta bien, en periodos específicos como el embarazo o la lactancia conviene seguir algunas pautas. Por ejemplo, las mamás tienen que consumir entre dos y tres veces al día verduras, frutas y hortalizas que aportarán vitaminas hidrosolubles, fibra y multitud de compuestos antioxidantes con beneficios adicionales para su salud. También legumbres, un par de veces por semana. Por último, deben incluir pescado y huevos, entre 3 y 4 veces por semana, ya que aportan grasas ricas en omega 3, esenciales para el desarrollo correcto del bebé.

En cuanto a la hidratación, el agua es la mejor opción. Hay que beberla con frecuencia. Aún con todo, existen otras opciones -nunca sustitutivas- como infusiones, leche o, incluso, cerveza sin alcohol.

En lo referente a la lactancia, la leche materna es “oro líquido” para los recién nacidos, ya que contiene elementos exclusivos que protegen a los peques de enfermedades. Es más, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la leche materna como alimento fundamental para los bebés hasta los seis meses.

Con todo, cuidar la alimentación y ser muy consciente de que lo que se ingiere afecta de manera directa a los bebés resulta primordial.

Información patrocinada


RELATED POST

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

INSTAGRAM
Síguenos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies